EL LAGARTO DE LA CATEDRAL DE SEVILLA

  • 0

EL LAGARTO DE LA CATEDRAL DE SEVILLA

 

En la zona este del Patio de los Naranjos se encuentra la nave del lagarto, que da acceso a dicho patio. En ese lugar si alzamos la mirada se pueden ver cuatro objetos suspendidos de las vigas del techo. Lo que más llama la atención es un gran lagarto de madera. Junto a él se encuentran un colmillo de elefante, una vara de mando y un bocado de caballo. Todos estos elementos tienen varias leyendas a su alrededor.

La leyenda más extendida se remonta a 1260. En ese año el Sultán de Egipto quería casar a su hijo con la hija del rey Alfonso X, Berenguela. Para ello mandó una embajada a Sevilla con numerosos regalos. Entre los presentes se encontraban un colmillo de elefante, un cocodrilo vivo del Nilo y una jirafa domesticada con la montura, su freno y las bridas.

A pesar de estos presentes el Rey Sabio rechazó la petición de la mano de su hija. A continuación se despidió de la embajada egipcia con buenos deseos y regalos para el sultán. Sin embargo se quedó con el cocodrilo y con la jirafa, los cuales estuvieron en los jardines del Alcázar hasta su muerte.

Cuando el cocodrilo murió fue disecado, relleno de paja y colgado de recuerdo. Junto a éste se colocaron el freno de la jirafa y la vara de mando del embajador castellano que trajo de vuelta el enviado de Alfonso X al volver de Egipto. Pero con tiempo el cocodrilo se pudrió y se reemplazó por otro de madera. El actual está realizado por autor desconocido del siglo XVI.

Hoy en día se le conoce como “lagarto”. En el momento que ocurrió la historia no se conocía ningún espécimen mayor que éste y se le dio dicho nombre tanto a la nave del patio como a la puerta de acceso.

 

Otras interpretaciones

Popularmente existe una teoría que no tiene nada que ver con la leyenda contada. Dicha teoría dice el cocodrilo simboliza la prudencia, la vara la justicia, el colmillo la fortaleza y el freno la templanza.

Otra versión sostiene que el animal fue colocado para espantar a las aves que se colaban en el templo. Sea como fuere, lo cierto es que es un elemento que llama la atención a todos aquellos que visitan la catedral de Sevilla.

https://damadenegro.wordpress.com/2012/06/03/la-puerta-del-lagarto-catedral-de-sevilla/

http://cofrades.sevilla.abc.es/profiles/blogs/leyendas-de-sevilla-el-lagarto-de-la-catedral

http://www.yupita.com/blog/la-leyenda-del-lagarto-de-la-catedral-de-sevilla/

 

IMÁGENES:

http://1.bp.blogspot.com/__q_eSbJ3rN4/TUxi2IcvFwI/AAAAAAAAAX0/satwcyefPNs/s1600/DSC03950.JPG

http://3.bp.blogspot.com/__q_eSbJ3rN4/TVLjtzrGs5I/AAAAAAAAA-4/Dg_dh42OXwg/s1600/DSC04763.JPG

http://ianuacaeli.blogspot.com.es/2010/06/el-lagarto-de-la-catedral-de-sevilla.html

 


  • 0

EL ARENAL, UN BARRIO CON HISTORIA

 

El barrio del Arenal está situado en el oeste de la ciudad y nació con la invasión de los vikingos en el siglo IX. Éstos llegaron a Sevilla en el año 844 y la saquearon. Los musulmanes de época Abderramán II decidieron que había que amurallar la ciudad para evitar nuevas invasiones. De esta manera quedó una franja de tierra junto al río donde irá creciendo con el tiempo un nuevo mundo dispar y marinero.

En el siglo XIII se levantaron en este lugar la Torre del Oro y la Torre de la Plata. Esto se hizo para evitar posibles invasiones desde el Guadalquivir. Tras la reconquista de Sevilla por Fernando III el Santo, se creó en esta zona, la principal actividad de la futura Sevilla: la construcción de barcos y el tráfico de mercancías. Su hijo Alfonso X el Sabio levantó en este lugar las Atarazanas.

 

Sevilla, Puerto de Indias

 Tras el descubrimiento de América Sevilla se le concedió el monopolio del comercio americano. De esta manera, al Arenal fueron a parar los galeotes, pícaros y buscavidas. El Arenal pasó a ser con el tiempo una zona relevante en la ciudad de Sevilla. Por aquí pasaban todas las novedades traídas de América y de aquí partirán el gran número de personas que construyeron el Nuevo Mundo.

En ese lugar se encontraba la Mancebía más famosa de la ciudad, el Compás de la Laguna. También se ubicaba aquí “el Monte del Malbaratillo”, una gran montaña de basuras arrojadas por los vecinos desde tiempos remotos. Miguel de Cervantes, en su novela «Rinconete y Cortadillo», relata que estos dos pícaros nada más llegar a Sevilla vendieron en este lugar unas prendas robadas, por las que obtuvieron 20 reales.

En el siglo XVIII, ya en tiempos de Carlos III, se construirá sobre las antiguas Atarazanas la Maestranza de Artillería, así como la nueva Casa de la Moneda. Con el paso del tiempo el puerto de Sevilla fue perdiendo importancia. En el siglo XIX desapareció la muralla y se urbanizó el Paseo Colón gracias a Pastor y Landero.

BIBLIOGRAFÍA

IMÁGENES


  • 0

SUSONA, REALIDAD Y LEYENDA

SUSONA, REALIDAD Y LEYENDA

En el barrio de Santa Cruz existen numerosas leyendas. Una de ellas es la leyenda de Susona. Su nombre completo era Susana Ben Susón y fue una judía de Sevilla del siglo XV. En esa época convivían en la Península Ibérica tres religiones: la cristiana, musulmana y la judía. En un principio, los judíos en Sevilla se concentraron en el lado oeste, donde hoy está la iglesia de la Magdalena y San Lorenzo. Sin embargo posteriormente pasaron al barrio de Santa Cruz y San Bartolomé.

No obstante fue un grupo perseguido e incluso se produjo una matanza en la judería en 1391.En 1481, años antes de la conquista de Granada por los Reyes Católicos, un grupo de judíos de Sevilla tramaron una conspiración para desestabilizar el Estado. Estaban cansados de las persecuciones, tanto por motivos religiosos, como por motivos económicos. Uno de sus cabecillas era el padre de Susona, Diego Susón, banquero y judeoconverso.

Susona era conocida en Sevilla como “la fermosa hembra” y siempre tenía sus numerosos pretendientes. Sin embargo, en secreto, era pareja de un caballero cristiano. Por miedo a que resultara herido, una noche Susona le contó a su amado la conspiración que se estaba tramando. Nunca podía imaginar las graves consecuencias que esto conllevaría.

 

La verdad se descubre

El joven cristiano corría a contarle la noticia al asistente mayor de la ciudad de Sevilla, Diego de Merlo. Días después éste acabó con la rebelión, haciendo presos a los cabecillas y ahorcándolos en Tablada. Tras descubrirse todo Susona fue repudiada tanto por los cristianos como por su propia comunidad, por haberlos traicionado. Arrepentida acudió a la Catedral pidiendo confesión y bautismo y poco después ingresó en un convento de clausura.

Tras su muerte, al abrir su testamento se pudo leer: “Y para que sirva de ejemplo a los jóvenes en testimonio de mi desdicha, mando que cuando haya muerto separen mi cabeza de mi cuerpo y la pongan sujeta en un clavo sobre la puerta de mi casa, y que de allí para siempre jamás”.

Durante más de un siglo permaneció la cabeza en dicho lugar  para recordar a la gente su traición. Hacia el 1600 fue sustituida por un candil y en el siglo XIX se colocó el azulejo que encontramos actualmente. En dicho azulejo se puede leer:

“En estos lugares, antigua calle de la Muerte púsose la cabeza de la hermosa Susona Ben Suzón, quien por amor a su padre traicionó y por ello atormentada dispúsolo en testamento”.

IMÁGENES


  • 0

EL CORPUS CHRISTI

Category : Uncategorized

EL CORPUS CHRISTI

Hoy se celebra la fiesta del Corpus en Sevilla. Sin embargo, son pocos los que saben su origen. En el siglo XIII los herejes ponían en duda la presencia de Cristo en los Santos Sacramentos. Por esta razón, Santa Juliana de Lieja, pidió a su obispo que la implantara. De esta manera, la festividad se realizó por primera vez en la ciudad belga de Lieja, en 1246. Así, poco a poco, se difundió por el resto de Europa.

En Sevilla se sabe de su existencia desde mitad del siglo XV, aunque fue Urbano IV quien ordenó su celebración en 1264. La bula establecía que el Corpus Christi se celebrara el jueves después del domingo de celebración de la Santísima Trinidad. Desde ese momento la fecha no ha cambiado. En el siglo XV el Cuerpo de Cristo era llevado en un arca sobre andas. No será hasta 1587 cuando el arca es sustituida por la custodia procesional que vemos hoy en día.

 

EL CORPUS EN SEVILLA

El Corpus comienza con una misa en la Catedral, donde los seises realizan tres danzas. Están dirigidas al Santísimo, al Arzobispo y a la Corporación Municipal.  El recorrido, que comienza en la puerta de San Miguel, mide 1450 metros y desde 1532 no ha cambiado.

En el cortejo procesionan nueve pasos. El Paso de Santa Ángela de la Cruz, de Santas Justa y Rufina, San Isidoro, San Leandro, Paso de San Fernando, la Inmaculada Concepción, del Niño Jesús, la Custodia pequeña de la Santa Espina y la Sagrada Custodia. La comitiva de la procesión la abren doce niños. Son conocidos como los carráncanos, llamados así desde el siglo XVI ya que eran quienes “arrancaban” la procesión.

 

LAS PORTADAS

En la plaza de San Francisco siempre se monta una portada con motivo de la festividad. Sin embargo, a diferencia de la Feria de Abril, casi nunca están inspiradas en monumentos concretos. El recorrido de la procesión, así como la plaza de San Francisco, está cubierto con retamas, romero, espliego y pétalos de flores. Esto se relaciona con la Fiesta de los Tabernáculos. El significado de las espigas consiste en el origen de la hostia consagrada, que procede del pan y éste, del trigo.

http://www.culturandalucia.com/corpus_christi_en_sevilla_art%C3%ADculo_de_Romualdo_de_Gelo.htm

http://cofrades.sevilla.abc.es/profiles/blogs/historia-del-corpus-christi-en

https://sevillapedia.wikanda.es/wiki/Corpus_Christi_(Sevilla)

http://www.conocersevilla.org/fiestas/corpus/historia.html

http://cofrades.sevilla.abc.es/profiles/blogs/historia-del-corpus-christi-en

 

IMÁGENES

http://www.descubresur.com/news/celebracion-del-corpus-christi-en-sevilla-2014/

http://bartapassevilla.com/corpus-en-sevilla/

http://www.conocersevilla.org/hermandades/sacramentales/index.html


  • 0

La Semana Santa de Sevilla

La Semana Santa de Sevilla nació en 1521 con un vía crucis a la Cruz del Campo. Para ello fue fundamental la figura de Don Fadrique Enríquez de Ribera, Adelantado Mayor de Castilla.

Tras la vuelta de su viaje a Tierra Santa recibió unos privilegios espirituales por parte de la Santa Sede para iniciar un vía crucis en torno a su lugar de residencia, la actual Casa Pilatos. Éste se celebraba el primer viernes de marzo y constaba de doce estaciones, aunque en 1730 pasaron a ser catorce.

La Semana Santa de Sevilla 1

Comenzaba dentro de su palacio y concluía en un pilar que se encontraba en la antigua Huerta de los Ángeles. De esta manera se cumplían los 1321 pasos (997 metros) que separaba el pretorio de Pilatos con el monte Calvario. En 1630 se cambió tanto el inicio como el final del vía crucis. El principio pasó a estar en un retablo de mármol en la fachada del palacio. El final, en el Templete o Humilladero de la Cruz del Campo. Este templete lo construyeron en 1830 una cofradía de negros (actual Hermandad de los Negritos) y se encontraba cerca del pilar donde anteriormente finalizaba la estación.

 

En 1604 el cardenal Niño de Guevara decidió cambiar la Estación de Penitencia.  por lo que las de Sevilla irían a la Catedral y las de Triana a la iglesia de Santa Ana.

Con esta acción surgió la Semana Santa cómo la conocemos hoy en día. Aún así, el vía crucis se siguió realizando sin ningún problema hasta 1873, momento que dejó de hacerlo.

La Semana Santa de Sevilla 2

En 1957, los descendientes del marqués de Tarifa, formaron una “Pía Unión” con catorce cofradías sevillanas. Así hasta ese año las estaciones del vía crucis estaban señaladas por cruces de madera y en ese momento fueron sustituidas por retablos cerámicos. Sin embargo el crecimiento de la ciudad fue derribando los antiguos edificios donde estaban ubicados los azulejos. Por esa razón, en 1995 la duquesa de Medinaceli restauró los que estaban estropeados y sustituyó los perdidos.

 

De esta forma cada estación está representada por un azulejo,con una imagen de nazareno o cristo de Sevilla. La primera y la segunda estación se encuentran en la plaza de Pilatos, la tercera en la iglesia de San Esteban y las demás en la calle Luis Montoto. Se pueden ver los azulejos de todos ellas, excepto la cuarta, décima y décimo primera.

La Semana Santa de Sevilla 3

Desde 1986 el Vía Crucis se celebra en el interior del Palacio cada primer viernes del mes de marzo.

 

Bibliografía:

http://sevilla.abc.es/pasionensevilla/actualidad/noticias/pia-union-el-origen-de-la-semana-santa.html

http://leyendasdesevilla.blogspot.com.es/2013/04/via-crucis-de-la-cruz-del-campo-i.html

http://www.hermandades-de-sevilla.org/via-crucis/la-cruz-del-campo-y-el-via-crucis

http://www.antonioburgos.com/antologia/semana_santa/anecdotas/viacrucis.html


[powr-social-media-icons id=e7f9d984_1491289584737]


  • 0

El pañuelo de la princesa

El pañuelo de la princesa

Cuenta la leyenda que, en tiempos de los visigodos, accedió al trono Amalarico en el año 522.  Éste para asegurarse la supremacía en la Península Ibérica se casó en el 526 con Clotilde, hija del rey franco de origen burgundio.

Sabemos que mientras Clotilde era cristiana, su esposo era arriano (el arrianismo era una herejía que desarrolló Arrio en la cual consideraba que la naturaleza de Jesús era humana y no divina).


Amalarico estableció su corte en Sevilla donde vivió con Clotilde.

Ésta estaba sola, aislada de sus familiares, en una corte extranjera y hostil a sus creencias.

Un día, Clotilde se enteró que unos caballero visigodos iban a visitar la corte de los francos. Se dirigió a ellos y en presencia del rey les encargó que pidieran a su madre un pañuelo de cierto tejido que en Sevilla no podía encontrar.  Ésta, con naturalidad Clotilde abrió un cofrecillo del cual sacó un pañuelo para que su madre se los enviara de idéntica calidad.

Cuando la reina Clotilde recibió el pañuelo, supo enseguida que su hija quería comunicarse con ella. Descosiendo un dobladillo encontró la mancha de sangre que su hija había dejado.

La reina convocó enseguida a sus hijos y los francos entraron en la península, liberando a Clotilde, que regresó a su Francia natal.

Según nos cuenta San Isidoro en “la Historia de los Godos” y así también hace referencia Johannes Mariana en “Historia general de España ilustrada escrita en tablas”. Se sabe que Amalarico puso su “silla en Sevilla”  y a partir de aquí los obispos de la ciudad tomaron mayor importancia, siendo tal relevancia, que competían con los primados.

¿Te ha gustado esta leyenda?

En nuestro Free Tour Triana “Historia y leyenda” podrás disfruta de leyendas de muchas más sobre Sevilla y nuestra cultura.

¡Síguenos!

[powr-social-media-icons id=5040290b_1490381201811]