LA CALLE SIERPES

  • 0

LA CALLE SIERPES

Aunque hoy en día todo el mundo la conoce como Sierpes, antiguamente no llevaba este nombre.

Debido a que un tiempo hubo en ella una hermandad gremial de fabricantes de espadas, se le llamó un tiempo Espaderos. Con Fernando III se le cambió el nombre a Sierpe. Finalmente, en el siglo XVIII se le puso su nombre actual, Sierpes.

Desde siempre ha tenido mucha importancia, debido a su carácter céntrico. Por esta razón desde su configuración se le dotó de importantes edificios. Aquí se encontraba la Cárcel Real, lugar donde estuvo encerrado Miguel de Cervantes y donde comenzó a escribir el Quijote. Sin embargo fue derribada en 1840.
También ha sufrido modificaciones y algunas órdenes monásticas levantaron en ella sus conventos. Ejemplo de ello fueron los frailes agustinos, que construyeron el convento de San Acacio, hoy sede del Real Círculo de Labradores.

El origen del nombre.

El nombre de la famosa calle esconde una conocida leyenda.En la Sevilla de finales del siglo XVI comenzaron a desaparecer niños sin ninguna explicación. Existían multitud de opiniones: que eran robados por judíos, por bandidos moros e incluso por piratas turcos para venderlos en los mercados de Constantinopla.


Lo cierto es que los niños desaparecían sin dejar rastro y a cualquier hora de día. Por ello se informó de todo a Alfonso de Cárdenas, persona que regentaba la ciudad en ese momento. Unos días después se presentó un hombre asegurando que sabía la solución al misterio de los niños robados. Se trataba de Melchor de Quintana y Argüeso, un bachiller de letras preso en la Cárcel Real de Sevilla por participar en una rebelión contra el rey.
Con la condición de ser liberado, se comprometió a resolver el misterio. Melchor de Quintana, en el intento de huir de la prisión, había excavado un túnel. Éste llevaba a las cloacas de la ciudad, y allí, el bachiller había dado con el ladrón de niños, a quien le dio muerte en el momento.
Cuando Alonso de Cárdenas y sus hombres entraron en el túnel, se encontraron con un gran raptor, con una daga clavada. A su alrededor se encontraban los restos de huesos de los niños desaparecidos. Se trataba de una gran serpiente, que salía de las cloacas para atrapar a los niños. Una vez descubierto el misterio Melchor quedó en libertad, convirtiéndose en una persona muy reconocida en la ciudad.

Tras esto, la serpiente quedó expuesta al público y a partir de entonces a la calle se le comenzó a llamar calle de la “sierpe”, perdiendo el nombre de espaderos y perdurando dicha denominación hasta la actualidad.

IMÁGENES


  • 0

ALFONSO X Y LA IGLESIA DE SANTA ANA

Cuando Fernando III conquistó Sevilla reorganizó la ciudad. Dividió la misma en collaciones, cada una con una parroquia al frente. También reforzó el puente de barcas que comunicaba Sevilla con Triana. Sin embargo no levantó ninguna iglesia nueva. Lo que hizo fue transformar las mezquitas musulmanas en templos cristianos. Triana en ese momento no era muy grande y le correspondió la Capilla de los caballeros de San Jorge, instalados en el Castillo con el mismo nombre.

Pero al rey Santo no le dio tiempo a ver repoblada la ciudad ya que enfermó gravemente y murió en 1252.

La corona la heredó su hijo, Alfonso X el Sabio, rey enamorado de la ciudad de Sevilla. Gracias a la repoblación que llevó a cabo, aumentó considerablemente la población. Triana también notó este aumento y pronto se vio la necesidad de dotar al barrio de una nueva iglesia.

 

La ayuda divina

Tal como reza en una vieja inscripción que cuelga de los muros de la iglesia, la construcción de la misma se debió a la mejora de una enfermedad ocular del rey Sabio. Alfonso X padecía del dolor de clavo, una enfermedad de los ojos. Sin mejora ninguna, desesperado, pidió ayuda divina a Santa Ana ya que era muy devoto de esta virgen.Le prometió construirle una iglesia en su nombre si conseguía mejoría y así ocurrió en 1266.

De esta manera, Alfonso X, ordenó que se le levante un templo en honor a Santa Ana, el primero de nueva construcción tras la reconquista. Es de estilo gótico-mudéjar y en un principio estuvo fortificada. Esto es debido a que se encontraba fuera de la zona amurallada y apartada del castillo de Triana.El templo comenzó a construirse en 1266 por maestros canteros castellanos y también por alarifes musulmanes. Éstos eran expertos en la utilización del ladrillo, material constructivo básico durante la época almohade.

Desde 1931 es Bien de Interés Cultural (BIC) y es conocida desde siempre como la “catedral” de Triana, siendo una de las más importantes iglesias de la ciudad.

 

 

IMÁGENES


  • 0

LA LEYENDA DE NO&DO  

 

NO8DO es el logotipo del Ayuntamiento de Sevilla. Está compuesto de la palabra NO, una madeja y la palabra DO, leyéndose el acrónimo como “no madeja do”. La reproducción más antigua del emblema se encuentra en la Sala de Plenos del Ayuntamiento y está fechada en 1533. Sin embargo las leyendas sobre su origen se remontan a tiempos de Alfonso X el sabio.

 

Alfonso X fue llamado el Sabio por su gran cultura, era muy culto e intelectual. Sin embargo durante su reinado tuvo que enfrentarse a diversos problemas, entre ellos el levantamiento de su hijo Sancho. Casi sin luchar, Sancho fue conquistando todo el reino y el Rey Sabio se refugió en Sevilla. La nobleza, el clero y el pueblo sevillano lo acogió rapídamente, apoyándolo y protegiéndole hasta su muerte.

El rey, aficionado a los jeroglíficos, le dio como agradecimiento a la ciudad un lema formado por las sílabas NO y DO con una madeja en medio. De esta manera, se puede leer no-madeja-do, frase con la que el rey quiso agradecer a los sevillanos su fidelidad.

 

Otras interpretaciones

Además de ésta leyenda existen otras teorías sobre el origen del criptograma. Dos de ellas tienen una base religiosa. La primera defiende que el emblema toma las sílabas iniciales de la expresión ‘Nomine Domini’, siendo la madeja un nexo entre ambas palabras. La segunda hace referencia a la ayuda divina de la Virgen María que recibió Fernando III al conquistar Sevilla y expulsar a los musulmanes.

La última interpretación vuelve a Alfonso X. Algunos estudiosos defienden que El NO&DO representaba la unión de los esfuerzos para que el rey Sabio se convirtiera en emperador  del Imperio Sacro Romano Germánico. De esta manera creó un emblema para simbolizar a todos aquellos que lo apoyaban. NODO  estaría relacionado con la idea de vínculo y el 8  con la imagen de unión y fortaleza.

Sea cual sea el origen del criptograma, muchos piensan que fue por la fidelidad de los sevillanos al rey Sabio. Alfonso XIII en un discurso con motivo de la Exposición Iberoamericana dijo:

“Al señor Alcalde de Sevilla, le ruego que en mi nombre dé las gracias a la ciudad por la cariñosa acogida que nos ha dispensado. Decid a los sevillanos que si un Rey Alfonso dio a Sevilla el galardón de que en su escudo pusiera la frase “No me ha dejado”, otro Rey Alfonso dice que él nunca dejará a los sevillanos”

 

IMÁGENES