Category Archives: Uncategorized

  • 0

El monasterio de San Clememte

En el anterior post explicamos el monasterio de San Clemente. El monasterio fue fundado por Fernando III tras la conquista de Sevilla y se cree que este monasterio aparece en la obra de Zorrilla Don Juan Tenorio, donde sitúa la celda de la novicia Doña Inés, su rapto y su traslado por el río hasta la quinta de Don Juan.

Sin embargo su iglesia merece mención aparte. Es el edificio donde se concentra la mayor parte de la riqueza de este monasterio. Está concebido como un templo primitivo fechado en el siglo XIII. La iglesia está cubierta por un artesonado mudéjar de madera del siglo XVI y está decorada en sus muros por un zócalo de azulejería atribuido a Roque Hernández en 1588, donde se presentan motivos de santos y decoraciones florales.

El Retablo mayor es obra de Felipe de Ribas, quien lo concluyó en 1647, y en el que intervino en su policromía Juan de Valdés Leal. En la parte baja se ve en el centro a San Clemente (en cada mano un báculo y un ancla) y a ambos lados a San Benito y San Bernardo, en su parte superior, la Inmaculada, San Fernando y San Hermenegildo rematando el ático un Calvario. El retablo puede considerarse como una de las mejores creaciones barrocas sevillanas.

En San Clemente fueron enterrados varios miembros de la realeza y aristocracia castellana:

Aquí, el presbiterio, en el lado del Evangelio, en un modesto sepulcro de piedra cobijado por un arco, se encuentra doña María de Portugal (madre del rey Pedro I el cruel, viuda de Alfonso XI)

después en el coro, la infanta castellana doña Berenguela (hija de Alfonso X) y la infantadoña Beatriz de Castilla (hija de Enrique II de Trastámara y viuda de don Juan Alonso de Guzmán).

El Monasterio de San Clemente se mantuvo a los largo de los siglos como un gran centro de religiosidad femenina superando muchas dificultades pero manteniendo siempre la viva esencia del Císter. Además hoy en día, sigue cumpliendo ese papel dentro de la sociedad sevillana.

Imágenes

 


  • 0

MONASTERIO DE SAN CLEMENTE

Este mes descubrimos el Monasterio de San Clemente un tesoro de Sevilla. Este lugar de monjas bernardas, pudo haber acogido entre sus muros dos importantes pinturas de Murillo: La aparición de la Virgen a San Bernardo y la Imposición de la Casulla a San Ildefonso, que actualmente se encuentran en el Museo del Prado.

Cuando Fernando III conquistó la ciudad en 1248 vio realizado uno de sus grandes sueños políticos. Dicha conquista tuvo lugar un 23 de noviembre, festividad de San Clemente. La mejor forma que encontró Fernando III de darle gracias a Dios por la victoria sobre los almohades fue erigir un monasterio dedicado a este pontífice. Para ello donó para la futura comunidad palacios cercanos al río y que estaban resguardados de la muralla.

El Real Monasterio de San Clemente se fundó con la orden del Císter femenino.

Aunque las primeras noticias relativas a esta comunidad religiosa femenina datan de 1284. Con Alfonso X el Sabio (hijo de Fernando III) puso bajo su protección y amparo al monasterio a petición del obispo don Remondo, arzobispo de Sevilla. Por lo tanto, San Clemente nacía apoyado por la Corona, relación que perdurará en el tiempo, llegando a ser escogido como panteón real por diversos miembros de la realeza.

Este convento se convirtió en los siglos XIV-XV en una de las instituciones más ricas de Sevilla con un gran patrimonio económico, debido a los bienes que provenían de las generosas dotes, donaciones y limosnas.

El esplendor y riqueza del monasterio se diluyó en el siglo XIX con motivo del saqueo durante la ocupación francesa en 1811 donde se da la orden de cierre y posterior desalojo del monasterio. En ese momento quedó convertido en cuartel de las tropas invasoras. Con la posterior desamortización el convento pierde sus tierras y posesiones, iniciándose así su periodo de decadencia.

En la década de los 90, con motivo de la Exposición Universal, la Junta de Andalucía lo rehabilitó, utilizando parte del claustro como sala de exposiciones y su iglesia destinada a conciertos clásicos.

Actualmente, en este monasterio hay aproximadamente veinte monjas, las cuales elaboran unos magníficos dulces, así como velas, cirios, rosarios y mermeladas con productos de la huerta del monasterio que se venden en el torno de la portería. Además ofrecen un servicio de Hospedería a cuantas personas quieran pasar unos días de retiro y oración, que dispone de cinco habitaciones con baño individual y una Capilla para la oración.

 


  • 0

LA HERMANDAD DE LA CARIDAD Y MIGUEL DE MAÑARA

En el siglo XVI Sevilla era la ciudad más poblada y rica del país gracias al comercio con América. Sin embargo las infraestructuras urbanas eran pobres y las infecciones eran frecuentes.

Por esa razón existían numerosos hospitales repartidos por enfermedades o colectivos sociales. Por ejemplo San Lázaro para leprosos, San Cosme para las el de los Venerables para sacerdotes o el de San Bernardo para ancianos.

La Hermandad de la Santa Caridad fue fundada en Sevilla a mediados del siglo XV. Sin embargo el primer documento en el que se habla de esta institución data de 1565. Su función era trasladar al hospital a los enfermos desvalidos, asistir espiritualmente a los reos que eran condenados a muerte y darles sepultura. También prestaban auxilio cuando se producían riadas en el río para recoger a los cadáveres que se encontraban en sus orillas. Su capilla estaba dedicada a San Jorge.

MIGUEL DE MAÑARA

En 1662 el aristócrata sevillano Miguel de Mañara ingresó en la Hermandad de la Santa Caridad y planteó la creación de un hospital para atender a los pobres y vagabundos. Este personaje llevaba una vida muy pícara hasta que un día todo cambió. Existen tres versiones sobre este cambio:

La primera versión cuenta la leyenda que el aristócrata llevaba una vida de Don Juan y no saludable hasta que una noche se encontró a mujer muy bella por la calle y la siguió hasta la Catedral. Al desnudarla descubrió que se trataba de un esqueleto con un bello rostro.

La segunda versión cuenta que Mañara vio a una bella joven en un balcón y le pidió que le abriese la puerta. En vez de hacerlo, la joven sacó una escalera por una ventana para que Mañara llegara a la habitación. Cuando entró no vio absolutamente nada, solo un esqueleto tendido en el suelo y rodeado por cuatro cirios.

La última leyenda cuenta que una noche observó un entierro a lo lejos y cuando se acercó al ataúd vio que el muerto era él.

Sean o no ciertas estas historias, la verdad es que Miguel de Mañara se arrepintió de su anterior vida y decidió llevar una existencia casta y pobre ayudando a los más desfavorecidos hasta su muerte.

Imágenes

Leyendas como esta y muchas más podrás conocer en nuestra ruta free tour en el centro histórico de Sevilla.


  • 0

LA LEYENDA DEL HOMBRE DE PIEDRA

Category : leyenda , sevilla , Uncategorized

En la Plaza del Salvador, esquina con la calle Villegas, se puede ver la Cruz de las Culebras.

Pertenecía al cementerio parroquial de la Iglesia del Salvador y hasta mitad del siglo XVIII estuvo situada en la misma plaza. En esa época el asistente Olavide mandó trasladarla a otro lugar ya que estorbaba el paso de peatones, carruajes y caballerías.

En el lugar donde se encuentra actualmente, hay una inscripción que dice así:


“EL REY D. JVAN, LEY 11. EL REY I TODA

PERSONA, QUE TOPARE EL SANTISSIMO

SACRAMENTO SE APEE AVNQUE SEA EN EL LODO

SO PENA DE 600 MR (maravedíes) DE AQVEL TIEMPO,

SEGVN LA LOABLE COSTVMBRE DE ESTA

CIVDAD O QVE PIERDA LA CAVALGADVRA,

Y SI FVERE MORO DE 14 AÑOS ARRIBA

QVE HINQVE LAS RODILLAS, Ó QVE PIERDA,

TODO LO QVE LLEVARE VESTIDO,

Y SEA DEL QVE LO ACVSARE.

SE PVSO ESTA LOZA POR LA ARCHICOFRADÍA

DEL SANTISSIMO SACRAMENTO, DE ESTA

IGLESIA COLEGIAL AÑO DE 1714″

Tras leer el texto vemos la gran devoción que existía en la ciudad de arrodillarse cuando pasara el Santísimo Sacramento. Si no se hacía, habría un castigo de perder el caballo y pagar seiscientos maravedíes; y el que no tuviera caballo ni bienes, perder la ropa que llevase puesta.


Relacionado con esta historia vemos una figura de piedra en el barrio de San Lorenzo, en la calle Hombre de Piedra. Cuenta la leyenda que en ese lugar había una taberna. Un día, al paso del Santísimo Sacramento, los clientes salieron a la calle y para cumplir la ley se arrodillaron.

Sin embargo, uno de ellos, Mateo El Rubio no lo hizo y se mofó de las personas que lo hacían. Inmediatamente le cayó un rayo que le dejó petrificado y lo hundió en el suelo hasta la cintura. En realidad, la figura de mármol se trata de una estatua romana y no de Mateo el Rubio. Cerca de ese lugar existían termas romanas y seguramente la figura provenga de allí. Lo cierto de la historia es que la figura le ha dado nombre a la calle.

IMÁGENES


  • 0

El Altozano de Triana

 

El Altozano, lugar que une a Sevilla con Triana, es uno de los lugares más emblemáticos de ésta última. Su nombre significa “cerro o monte de poca altura en terreno llano” y según algunos escritores ya se llamaba así en el siglo XVI.

A lo largo de los siglos ha sufrido varias reformas. Durante un tiempo en su parte central existió un palenque para vender pan que fue derribado en 1795. En 1812 se construyó una pirámide en recuerdo a los fallecidos en la Guerra de la Independencia. La torre del reloj también fue famosa entre 1850 y 1870 en la plaza.

Hoy en día tiene edificios relevantes de antaño tales como el edificio de la Farmacia Murillo, la casa Japón Chaves, el Mercado de Triana, la antigua Estación Marítima Sevilla-Sanlúcar de Barrameda y la Capillita del Carmen.

El Faro de Triana

Hoy en día es el Restaurante María Trifulca, pero ensus inicios fue oficina y muelle para el trayecto de barcos de vapor Sevilla- Sanlúcar. La vida de este edificio está ligada a la construcción del puente de Triana que se inauguró en 1852. Más tarde, se convertiría en un lugar de reunión para los cantaores flamencos de la época y servirían como única tapa “El Barbo”, que era el pez que se pescaba en el río.

El monumento Al Arte Flamenco y el monumento a Belmonte.

 El monumento a Belmonte esobra de Venancio Blanco en 1972 mientras que el monumento al Arte Flamenco es obra de Jesús Gavira en 1994. Representa una mujer que simboliza el baile, la guitarra al toque y el yunque a los cantes gitanos de la Cava. El mascarón de proa es un simbólico barco que lleva su arte al resto del mundo. Esta es la razón de porqué la figuramira al río.

 

La farmacia Murillo

La famosa farmacia cumplió en 2013 cien años. El edificio tiene una fachada de estilo neomudéjar realizada por José Espiau y dentro de la farmacia hay unos murales cerámicos elaborados en Triana por Cerámica Montalbán. Los murales representan a Esculapio, dios de la Medicina y a Teseo, héroe ateniense, dando muerte al minotauro del laberinto de Creta.

En definitiva, la plaza del altozano, es el punto neurálgico de Triana, tanto en la actualidad como antiguamente.

 

IMÁGENES

 


  • 0

EL MONUMENTO A BÉCQUER

En el 182 aniversario del nacimiento de uno de los más célebres poetas sevillanos, continuamos dándole homenaje, en esta ocasión al explicar la glorieta que lleva su nombre.

La Glorieta de Bécquer la encontramos en el Parque de María Luisa. La idea la tuvieron los hermanos Álvarez Quintero, grandes admiradores del poeta. Los dramaturgos escribieron la obra “La rima eterna” para financiar parte del monumento, realizado con el escultor Lorenzo Collaut Valera.

Se inauguró el 9 de diciembre de 1911.

El monumento consta de varias figuras. El busto del poeta y las tres figuras femeninas realizadas en una sola pieza de mármol se llevaron a cabo en el taller de escultura de Federico BechiniBagnasco, mientras que la figura yacente y el joven Cupido se llevaron ejecutaron en el de RomoloStaccioli.

El conjunto está alrededor de un gran ciprés traído de América al jardín de los duques de Montpensier. Por lo tanto ya se encontraba mucho antes de la construcción del monumento.

 

SU SIMBOLOGÍA

El monumento está dedicado a la obra poética de Bécquer. Por un lado aparece el busto del poeta y en la otra tres figuras femeninas. Cada una representa un estado del amor: “amor ilusionado”, “amor poseído” y “amor perdido”. En su conjunto simbolizan el poema “El amor que pasa”.

En el conjunto escultórico vemos dos imágenes más. El hombre que se encuentra retorciéndose de dolor sería el “amor herido”, mientras que Cupido representaría el “amor que hiere”.

Como curiosidad, una noticia del año 2016 aparecida en los diarios locales. En ese momento se estaba restaurando el monumento y uno de los operarios descubrió dos cofres en el interior de una de las esculturas.

En el primero de ellos se encontró unas monedas con la efigie del rey Alfonso XIII. Seguramente se tratase de una cápsula del tiempo, bastante común colocarlas al realizar algunos edificios o monumentos. En el segundo ocurrió algo similar. En este caso aparecieron pesetas con la efigie del Rey Juan Carlos I y escritos del alcalde de Sevilla en ese momento y de los escultores que trabajaron en la rehabilitación del monumento en 1990. El misterio inicial por tanto, se resolvió poco después.

 

IMÁGENES

 


  • 0

GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER

GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER

El próximo 17 de febrero se cumplen 182 años del nacimiento de Gustavo Adolfo Bécquer, uno de los poetas más importantes de su tiempo. Su nombre completo era Gustavo Adolfo Claudio Domínguez Bastida y nació en Sevilla, concretamente en el número 28 de la calle Conde de Barajas, cerca de la Alameda. El apellido Bécquer proviene del origen flamenco de su madre.

Vivió su adolescencia en la ciudad, donde estudió humanidades y pintura. Su hermano Valeriano era pintor y Bécquer intentó seguir el mismo camino y trabajó como aprendiz de Antonio Cabral. Su pasión por leer se la inculcó su madrina, Manuela Monnehay Moreno, con la que vivió tras quedar huérfano.

Posteriormente marchó a Madrid para intentar dedicarse a la literatura pero no tuvo éxito en ese momento y durante un tiempo se dedicó al periodismo. Escribió en varios periódicos y revistas de la época como El Contemporáneo, La Ilustración de Madrid o El Entreacto.

 

Bécquer comienza a escribir

A los 22 años volvió a Sevilla y estuvo durante un tiempo recluido debido a tuberculosis. Fue en ese momento cuando publicó “El caudillo de las manos rojas” su primera leyenda. Tras una mejoría se mudó con su hermano a Zaragoza para terminar de curarse y durante su estancia en el monasterio de Verula escribió algunas de sus más célebres leyendas.

Sus diferentes amantes le sirvieron para escribir sus poemas más famosos. Su musa fue Julia Espín, una atractiva cantante de ópera con la que nunca llegó a formalizar la relación. Carla Esteban fue la mujer con la que se casó y con la que tuvo tres hijos.

Con su hermano Valeriano tuvo en todo momento una relación muy estrecha y trabajaron juntos en alguna ocasión. Ejemplo de ellos son un conjunto de láminas satíricas sobre la familia real, llamada Los Borbones en pelotas. Realizadas en acuarela no vieron la luz hasta 1991.

Sin embargo en 1870 Valeriano murió, suponiendo un gran golpe para Bécquer, el cuál falleció poco después. Su obra más célebre, “Rimas y Leyendas” la escribió a lo largo de su vida. Tras su muerte sus amigos recopilaron las rimas de los manuscritos y decidieron publicar sus obras.

Con el paso de los años Bécquer se convirtió en un escritor fundamental, una de las figuras claves del Romanticismo y uno de los personajes más célebres de la literatura española.

IMÁGENES


  • 0

LA TORRE DEL ORO

La Torre del Oro es uno de los monumentos más emblemáticos de Sevilla. Fue construida en el primer tercio del siglo XIII por los almohades para servir como vigilancia al puerto fluvial sevillano.

Se trata de una torre albarrana, es decir, separada del conjunto de las murallas. Sin embargo se encontraba unida a éstas a través de un  muro que la conectaba con la cercana Torre de la Plata. Tenía una cadena que conectaba con la otra parte del río. Esta cadena enlazaba con otra torre ya desaparecida y de esta manera se podía controlar la entrada de los barcos.

Es de planta dodecagonal. Este tipo de plantas son características del arte defensivo musulmán ya que gracias a su carácter poligonal se podía desviar el ángulo de tiro. Compuesta de tres cuerpos,el más elevado es circular. El segundo es de ladrillos y de planta hexagonal y en el primero se superponen tres plantas cubiertas con bóvedas de arista.

La cimentación de la torre es muy profunda ya que se encuentra junto al río. Al principio tenía un espesor de cinco metros y estaba compuesta de una losa de hormigón con cal. Sin embargo los desperfectos ocurridos por el terremoto de Lisboa, obligaron a hacer obras de restauración en 1760. Por ello se aumentó en seis metros la cimentación, añadiéndole madera de pino para darle más consistencia.

LOS DIFERENTES USOS

Tras la conquista cristiana de la ciudad fue capilla y posteriormente prisión. La leyenda cuenta que en tiempos del Rey Pedro I el Cruel, la Torre del Oro servía como refugio a las damas que éste cortejaba.

En el siglo XVI tenía un estado ruinoso, obligando a las autoridades realizar obras de consolidación. Tal fue su deterioro en el siglo XIX que se pensó en demolerla para ampliar la zona. Sin embargo este proyecto no llegó a realizarse debido a la fuerte oposición del pueblo sevillano. A lo largo del siglo XX se llevaron a cabo restauraciones para mejorar su aspecto y hoy en día alberga un Museo Naval.

Respecto a su nombre, siempre se pensó que se debíaa su primitivo recubrimiento de azulejos con reflejos dorados. Sin embargo en el año 2005 durante las obras de restauración se demostró que esta teoría no era cierta.Los estudios demostraron que el brillo no era debido a azulejos dorados, sino a una mezcla de mortero de cal y paja prensada.

 

IMÁGENES

 


  • 0

LA PLAZA DE SAN FRANCISCO

Situada en el centro de la ciudad, la plaza de San Francisco toma su nombre del antiguo convento que se encontraba donde actualmente está el ayuntamiento.

Aunque en los primeros siglos de invasión musulmana se encontraba fuera de las murallas, con la ampliación de la misma en época almorávide se integra en el interior urbano. En el siglo XIII se producen las primeras edificaciones en la zona, levantándose entre otras el Convento de San Francisco.

Desde el siglo XV se convirtió en el centro de la vida pública de Sevilla ya que en torno a ella estaban las sedes de las instituciones más importantes de la ciudad como el Ayuntamiento, la Cárcel Real y a pocos metros las gradas, la Catedral y el Palacio Arzobispal.  En este lugar estuvo la pescadería más importante de la ciudad, que en 1493 acabo trasladándose a las Atarazanas.

Los usos de la plaza evolucionaron desde la Edad Media. Desde el siglo XIV hasta principios del siglo XVI fue rastro de animales y lugar de mercado de pan, carne, pescado y hortalizas, con sus tenderetes y mesones. Después se utilizó como centro de actividades de cambistas y plateros y talleres de impresores, sombrereros y roperos. Más tarde  la plaza pasó a ser el principal escenario de fiestas regias inmobiliarias y también de autos de fe inquisitoriales y de ejecución de reos condenados. Además, hasta la construcción de la Real Maestranza, en algunos momentos se cubría de arena para las corridas de toros.

LA PLAZA ACTUALMENTE

 En la plaza podemos ver una fuente datada en 1576 rematada por el dios Mercurio realizada por Juan de Bolonia. Sin embargo no siempre ha sido esta fuente la que ha estado en la plaza. Durante un tiempo estuvo la conocida “pila del pato” que hoy en día se encuentra en la Plaza de San Leandro.

Hoy en día es un lugar central en la Semana Santa ya que se llena de palcos puesto que forma parte de la Carrera Oficial y todas las cofradías pasan por este lugar. También cobra especial relevancia en la procesión del Corpus Christi. En esta festividad se coloca una portada para el paso de la comitiva. Por lo tanto, la plaza es desde tiempos antiguos, lugar central y uno de los más emblemáticos de la ciudad.

IMÁGENES

Historias como esta y muchas más podrás descubrir a través de nuestras rutas culturales por Sevilla.


  • 0

LA CABALGATA DE LOS REYES MAGOS EN SEVILLA

 

La Cabalgata del 5 de enero se lleva celebrando en Sevilla desde el año 1918. Fue la primera cabalgata de Reyes realizada en España. En un principio su objetivo fue llevar regalos y la ilusión de este día a los niños que se encontraban en los centros de beneficencia, concretamente el Hospicio Provincial de la Calle San Luis.

Esta labor fue iniciada por José María Izquierdo Martínez. Las primeras carrozas estaban tiradas por bueyes y repletas de dulces, caramelos y juguetes. Aunque su creador murió cuatro años después, el Ateneo de Sevilla asumió la organización de la cabalgata y así sigue hoy en día.

EL RECORRIDO

La primera edición salió de la calle Lombardos pero desde 1919 y durante más de cuarenta años su salida se realizó desde la plaza de toros de la Maestranza. Sin embargo desde los años sesenta su salida ha ido variando: la Puerta de la Carne, los jardines del Palacio de San Telmo, la Isla de la Cartuja, la antigua Estación de Cádiz, la Alameda de Hércules, las antiguas cocheras de Tussam o el Rectorado de la Universidad de Sevilla, lugar desde donde inicia su recorrido actualmente.

El recorrido igualmente ha cambiado a lo largo del tiempo. Inicialmente solo se recorría el casco histórico de la ciudad pero en los años cincuenta se amplió para que cruzara el río llegando a Triana y Los Remedios y posteriormente a la Macarena y Luis Montoto.

En ningún momento desde 1918 ha suspendido su salida. Ni la Guerra Civil ni las condiciones meteorológicas lo han impedido.

LAS CARROZAS

 

Aunque cada año se van incorporando nuevas carrozas, las que despiertan más admiración son la de los tres Reyes Magos, la Estrella de la Ilusión y el Gran Visir.El séquito está también compuesto por bandas de músicas y beduinos, algunos de ellos a caballo.Es resaltable la comitiva de 1927, año en el que el rey Baltasar fue llevado en un trono que portaban diez “etíopes”.

Las personas que encarnan a los Reyes Magos son siempre personas conocidas. Presidentes del Sevilla y del Betis, toreros como Juan Belmonte, Pepe Luis Vázquez o Curro Romero y artistas como Carmen Sevilla, que fue la Estrella de la Ilusión en 1954, han querido salir y participar en la famosa Cabalgata para repartir ilusión a niños y mayores de Sevilla.

 

 

IMÁGENES