Category Archives: Sin categoría

  • 0

MONASTERIO DE SAN CLEMENTE

Este mes descubrimos el Monasterio de San Clemente un tesoro de Sevilla. Este lugar de monjas bernardas, pudo haber acogido entre sus muros dos importantes pinturas de Murillo: La aparición de la Virgen a San Bernardo y la Imposición de la Casulla a San Ildefonso, que actualmente se encuentran en el Museo del Prado.

Cuando Fernando III conquistó la ciudad en 1248 vio realizado uno de sus grandes sueños políticos. Dicha conquista tuvo lugar un 23 de noviembre, festividad de San Clemente. La mejor forma que encontró Fernando III de darle gracias a Dios por la victoria sobre los almohades fue erigir un monasterio dedicado a este pontífice. Para ello donó para la futura comunidad palacios cercanos al río y que estaban resguardados de la muralla.

El Real Monasterio de San Clemente se fundó con la orden del Císter femenino.

Aunque las primeras noticias relativas a esta comunidad religiosa femenina datan de 1284. Con Alfonso X el Sabio (hijo de Fernando III) puso bajo su protección y amparo al monasterio a petición del obispo don Remondo, arzobispo de Sevilla. Por lo tanto, San Clemente nacía apoyado por la Corona, relación que perdurará en el tiempo, llegando a ser escogido como panteón real por diversos miembros de la realeza.

Este convento se convirtió en los siglos XIV-XV en una de las instituciones más ricas de Sevilla con un gran patrimonio económico, debido a los bienes que provenían de las generosas dotes, donaciones y limosnas.

El esplendor y riqueza del monasterio se diluyó en el siglo XIX con motivo del saqueo durante la ocupación francesa en 1811 donde se da la orden de cierre y posterior desalojo del monasterio. En ese momento quedó convertido en cuartel de las tropas invasoras. Con la posterior desamortización el convento pierde sus tierras y posesiones, iniciándose así su periodo de decadencia.

En la década de los 90, con motivo de la Exposición Universal, la Junta de Andalucía lo rehabilitó, utilizando parte del claustro como sala de exposiciones y su iglesia destinada a conciertos clásicos.

Actualmente, en este monasterio hay aproximadamente veinte monjas, las cuales elaboran unos magníficos dulces, así como velas, cirios, rosarios y mermeladas con productos de la huerta del monasterio que se venden en el torno de la portería. Además ofrecen un servicio de Hospedería a cuantas personas quieran pasar unos días de retiro y oración, que dispone de cinco habitaciones con baño individual y una Capilla para la oración.

 


  • 0

LA HERMANDAD DE LA CARIDAD Y MIGUEL DE MAÑARA

En el siglo XVI Sevilla era la ciudad más poblada y rica del país gracias al comercio con América. Sin embargo las infraestructuras urbanas eran pobres y las infecciones eran frecuentes.

Por esa razón existían numerosos hospitales repartidos por enfermedades o colectivos sociales. Por ejemplo San Lázaro para leprosos, San Cosme para las el de los Venerables para sacerdotes o el de San Bernardo para ancianos.

La Hermandad de la Santa Caridad fue fundada en Sevilla a mediados del siglo XV. Sin embargo el primer documento en el que se habla de esta institución data de 1565. Su función era trasladar al hospital a los enfermos desvalidos, asistir espiritualmente a los reos que eran condenados a muerte y darles sepultura. También prestaban auxilio cuando se producían riadas en el río para recoger a los cadáveres que se encontraban en sus orillas. Su capilla estaba dedicada a San Jorge.

MIGUEL DE MAÑARA

En 1662 el aristócrata sevillano Miguel de Mañara ingresó en la Hermandad de la Santa Caridad y planteó la creación de un hospital para atender a los pobres y vagabundos. Este personaje llevaba una vida muy pícara hasta que un día todo cambió. Existen tres versiones sobre este cambio:

La primera versión cuenta la leyenda que el aristócrata llevaba una vida de Don Juan y no saludable hasta que una noche se encontró a mujer muy bella por la calle y la siguió hasta la Catedral. Al desnudarla descubrió que se trataba de un esqueleto con un bello rostro.

La segunda versión cuenta que Mañara vio a una bella joven en un balcón y le pidió que le abriese la puerta. En vez de hacerlo, la joven sacó una escalera por una ventana para que Mañara llegara a la habitación. Cuando entró no vio absolutamente nada, solo un esqueleto tendido en el suelo y rodeado por cuatro cirios.

La última leyenda cuenta que una noche observó un entierro a lo lejos y cuando se acercó al ataúd vio que el muerto era él.

Sean o no ciertas estas historias, la verdad es que Miguel de Mañara se arrepintió de su anterior vida y decidió llevar una existencia casta y pobre ayudando a los más desfavorecidos hasta su muerte.

Imágenes

Leyendas como esta y muchas más podrás conocer en nuestra ruta free tour en el centro histórico de Sevilla.


  • 0

EL MONUMENTO A BÉCQUER

En el 182 aniversario del nacimiento de uno de los más célebres poetas sevillanos, continuamos dándole homenaje, en esta ocasión al explicar la glorieta que lleva su nombre.

La Glorieta de Bécquer la encontramos en el Parque de María Luisa. La idea la tuvieron los hermanos Álvarez Quintero, grandes admiradores del poeta. Los dramaturgos escribieron la obra “La rima eterna” para financiar parte del monumento, realizado con el escultor Lorenzo Collaut Valera.

Se inauguró el 9 de diciembre de 1911.

El monumento consta de varias figuras. El busto del poeta y las tres figuras femeninas realizadas en una sola pieza de mármol se llevaron a cabo en el taller de escultura de Federico BechiniBagnasco, mientras que la figura yacente y el joven Cupido se llevaron ejecutaron en el de RomoloStaccioli.

El conjunto está alrededor de un gran ciprés traído de América al jardín de los duques de Montpensier. Por lo tanto ya se encontraba mucho antes de la construcción del monumento.

 

SU SIMBOLOGÍA

El monumento está dedicado a la obra poética de Bécquer. Por un lado aparece el busto del poeta y en la otra tres figuras femeninas. Cada una representa un estado del amor: “amor ilusionado”, “amor poseído” y “amor perdido”. En su conjunto simbolizan el poema “El amor que pasa”.

En el conjunto escultórico vemos dos imágenes más. El hombre que se encuentra retorciéndose de dolor sería el “amor herido”, mientras que Cupido representaría el “amor que hiere”.

Como curiosidad, una noticia del año 2016 aparecida en los diarios locales. En ese momento se estaba restaurando el monumento y uno de los operarios descubrió dos cofres en el interior de una de las esculturas.

En el primero de ellos se encontró unas monedas con la efigie del rey Alfonso XIII. Seguramente se tratase de una cápsula del tiempo, bastante común colocarlas al realizar algunos edificios o monumentos. En el segundo ocurrió algo similar. En este caso aparecieron pesetas con la efigie del Rey Juan Carlos I y escritos del alcalde de Sevilla en ese momento y de los escultores que trabajaron en la rehabilitación del monumento en 1990. El misterio inicial por tanto, se resolvió poco después.

 

IMÁGENES

 


  • 0

LA PLAZA DE SAN FRANCISCO

Situada en el centro de la ciudad, la plaza de San Francisco toma su nombre del antiguo convento que se encontraba donde actualmente está el ayuntamiento.

Aunque en los primeros siglos de invasión musulmana se encontraba fuera de las murallas, con la ampliación de la misma en época almorávide se integra en el interior urbano. En el siglo XIII se producen las primeras edificaciones en la zona, levantándose entre otras el Convento de San Francisco.

Desde el siglo XV se convirtió en el centro de la vida pública de Sevilla ya que en torno a ella estaban las sedes de las instituciones más importantes de la ciudad como el Ayuntamiento, la Cárcel Real y a pocos metros las gradas, la Catedral y el Palacio Arzobispal.  En este lugar estuvo la pescadería más importante de la ciudad, que en 1493 acabo trasladándose a las Atarazanas.

Los usos de la plaza evolucionaron desde la Edad Media. Desde el siglo XIV hasta principios del siglo XVI fue rastro de animales y lugar de mercado de pan, carne, pescado y hortalizas, con sus tenderetes y mesones. Después se utilizó como centro de actividades de cambistas y plateros y talleres de impresores, sombrereros y roperos. Más tarde  la plaza pasó a ser el principal escenario de fiestas regias inmobiliarias y también de autos de fe inquisitoriales y de ejecución de reos condenados. Además, hasta la construcción de la Real Maestranza, en algunos momentos se cubría de arena para las corridas de toros.

LA PLAZA ACTUALMENTE

 En la plaza podemos ver una fuente datada en 1576 rematada por el dios Mercurio realizada por Juan de Bolonia. Sin embargo no siempre ha sido esta fuente la que ha estado en la plaza. Durante un tiempo estuvo la conocida “pila del pato” que hoy en día se encuentra en la Plaza de San Leandro.

Hoy en día es un lugar central en la Semana Santa ya que se llena de palcos puesto que forma parte de la Carrera Oficial y todas las cofradías pasan por este lugar. También cobra especial relevancia en la procesión del Corpus Christi. En esta festividad se coloca una portada para el paso de la comitiva. Por lo tanto, la plaza es desde tiempos antiguos, lugar central y uno de los más emblemáticos de la ciudad.

IMÁGENES

Historias como esta y muchas más podrás descubrir a través de nuestras rutas culturales por Sevilla.


  • 0

LAS ATARAZANAS DE SEVILLA

Las Atarazanas de Sevilla se edificaron en 1252 por orden de Alfonso X el Sabio. Construidas a extramuros, seguramente fueron la reedificación de unas anteriores. Ya en el siglo XII existen escritos donde el califa almohade Abu Yaqub Yusuf mandó el inicio de las obras.

Su función fue la construcción y reparación de galeras. Se ubicaron en el Arenal ya que permitían fácilmente la entrada y salida de barcos al estar esta zona casi al mismo nivel del río. Desde el principio se erigieron como la industria naval de la Corona de Castilla y fue una de las construcciones industriales más importantes y de mayor tamaño de la Baja Edad Media en el continente.

Los reyes de Castilla explotaron este lugar, donde fácilmente se construían veinte o treinta galeras, realizadas con madera de la Sierra Norte de la provincia. Éstas se usaron para las guerras contra los musulmanes y durante la guerra de los Cien Años contra Inglaterra. Sin embargo en el siglo XV se realizaron las últimas grandes galeras y finalmente en 1593 Felipe II prohibió que los barcos fabricados en las atarazanas sevillanas se emplearan en la carrera de Indias, ya que los del norte de España era de mucha mejor calidad.

SUS USOS A PARTIR DEL SIGLO XVII

En 1587 se instaló la Aduana en algunas de sus naves. Las Atarazanas quedaron a partir de ese momento como almacén y como almacenamiento de los artículos que llegaban de América.

Con el tiempo la cota original se enterró y la altura de los característicos arcos gótico-mudéjares bajó en gran medida. La construcción del Hospital de la Caridad en 1641 hizo que éste ocupara cinco naves. La decadencia se acentuó con el paso de la Casa de la Contratación a Cádiz.

En 1719 se instala la Maestranza de Artillería hasta que en 1993 lo adquiere la Junta de Andalucía.A lo largo de los años se han llevado varias obras de rehabilitación, sin embargo hoy en día se encuentra cerrada al público.Están declaradas Bien de Interés Cultural y catalogadas como Monumento Nacional desde 1969. Aunque de las diecisiete naves originales solo quedan en pie siete de ellas, está considerado el astillero medieval mejor conservado del mundo.

IMÁGENES


  • 0

LA CABALGATA DE LOS REYES MAGOS EN SEVILLA

 

La Cabalgata del 5 de enero se lleva celebrando en Sevilla desde el año 1918. Fue la primera cabalgata de Reyes realizada en España. En un principio su objetivo fue llevar regalos y la ilusión de este día a los niños que se encontraban en los centros de beneficencia, concretamente el Hospicio Provincial de la Calle San Luis.

Esta labor fue iniciada por José María Izquierdo Martínez. Las primeras carrozas estaban tiradas por bueyes y repletas de dulces, caramelos y juguetes. Aunque su creador murió cuatro años después, el Ateneo de Sevilla asumió la organización de la cabalgata y así sigue hoy en día.

EL RECORRIDO

La primera edición salió de la calle Lombardos pero desde 1919 y durante más de cuarenta años su salida se realizó desde la plaza de toros de la Maestranza. Sin embargo desde los años sesenta su salida ha ido variando: la Puerta de la Carne, los jardines del Palacio de San Telmo, la Isla de la Cartuja, la antigua Estación de Cádiz, la Alameda de Hércules, las antiguas cocheras de Tussam o el Rectorado de la Universidad de Sevilla, lugar desde donde inicia su recorrido actualmente.

El recorrido igualmente ha cambiado a lo largo del tiempo. Inicialmente solo se recorría el casco histórico de la ciudad pero en los años cincuenta se amplió para que cruzara el río llegando a Triana y Los Remedios y posteriormente a la Macarena y Luis Montoto.

En ningún momento desde 1918 ha suspendido su salida. Ni la Guerra Civil ni las condiciones meteorológicas lo han impedido.

LAS CARROZAS

 

Aunque cada año se van incorporando nuevas carrozas, las que despiertan más admiración son la de los tres Reyes Magos, la Estrella de la Ilusión y el Gran Visir.El séquito está también compuesto por bandas de músicas y beduinos, algunos de ellos a caballo.Es resaltable la comitiva de 1927, año en el que el rey Baltasar fue llevado en un trono que portaban diez “etíopes”.

Las personas que encarnan a los Reyes Magos son siempre personas conocidas. Presidentes del Sevilla y del Betis, toreros como Juan Belmonte, Pepe Luis Vázquez o Curro Romero y artistas como Carmen Sevilla, que fue la Estrella de la Ilusión en 1954, han querido salir y participar en la famosa Cabalgata para repartir ilusión a niños y mayores de Sevilla.

 

 

IMÁGENES


  • 0

LOS TUNOS DE SEVILLA

La próxima semana, el viernes día 8 de diciembre es el día de la Inmaculada. Sevilla es una ciudad muy mariana y en este día son numerosas las actividades religiosas. Una tradición en la ciudad es el cante de las tunas universitarias a la imagen de la Inmaculada que se encuentra en la plaza del Triunfo.

Aunque la tradición comenzó a mitad del siglo XX, las tunas tienen un origen anterior. El origen de las tunas se debe a los antiguos sopistas.

Éstos eran estudiantes universitarios de los años veinte del siglo pasado, sin recursos económicos que cantaban a cambio de un plato de sopa. La primera Tuna que existió con la actual configuración fue la Tuna Universitaria, formada por estudiantes de Medicina, Derecho y Ciencias. Con el paso de los años la Tuna Universitaria de Sevilla se dividió en varias, sobreviviendo únicamente la de Medicina, la más antigua en la actualidad. Hoy en día existen 13 agrupaciones oficiales en Sevilla.

La vestimenta consiste en una capa, camisa, calzas cervantinas, zapatos o botas y la beca. La beca es lo que identifica mediante el color la universidad a la que pertenece.Antiguamente en el pecho no se colocaba la beca, sino una calavera. Para distinguirse, cada tuno llevaba una cita del color de su facultad.

 

LOS TUNOS Y LA INMACULADA

Los tunos comienzan a vincularse a la fiesta de la Inmaculada en 1952. En ese año la Tuna de Peritos Industriales le cantó al monumento de la plaza del Triunfo. Esto se realizó en recuerdo de la Tuna Universitaria, que en sus inicios realizaba esta acción. Las canciones típicas son temas populares españoles, pasodobles y folclore regional.

La Tuna de Medicina fue la que institucionalizó el evento.De esta manera durante todo el 7 de diciembre las diferentes tunas cantan por el centro de Sevilla y a medianoche se reúnen bajo la estatua de la Inmaculada para cantarle.

Tal como estableció el Consejo de Tunas en 1975, la primera en cantares la de Medicina, por ser la más antigua. Posteriormente en un horario acordado cada año van rotando las demás.De esta manera, tras más de 60 años, esta tradición ha llegado a nuestros días, adquiriendo cada año más relevancia.

 

 

 

 

IMÁGENES