Category Archives: sevilla

  • 0

ANDALUCÍA

 El 28 de febrero se celebra el día de Andalucía. Esto ocurre desde 1980.En ese año los andaluces se dirigieron a las urnas para votar un referéndum apoyando la propuesta para formar la Comunidad Autónoma.

De esta manera podrían tener un gobierno propio. En 1981, un año después del referéndum se aprobó el Estatuto de Autonomía.

Los símbolos andaluces

 Uno de los elementos más importantes es la bandera, aprobada en la Asamblea de Ronda en el año 1918 por Blas Infante. Está compuesta de tres franjas horizontales de color verde y blanco.El color verde representa el paisaje del campo andaluz y la esperanza en el futuro. El blanco sería la paz y el diálogo.

Otra interpretación es la que argumentaba el autor de la bandera. La bandera de los Omeyas era de color verde y simbolizaba la convocatoria del pueblo. En cambio el blanco representaba el perdón entre los almohades atribuyéndose a la paz.

La franja blanca representa el escudo con la leyenda “Andalucía por sí, para España y la Humanidad”. Ahí se muestra a Hércules entre dos columnas colocadas en el Estrecho de Gibraltar.En el fondo se encuentra la bandera andaluza con las palabras “Dominator Hercules Fundator”.

La razón de la representación de Hércules en el escudo es sencilla. En una de las muchas leyendas sobre este héroe, aparece que viajó hasta Eritea, lugar donde se encuentra actualmente la ciudad de Cádiz. En ese sitio vivió numerosas aventuras y para conmemorar sus hazañas se levantaron las columnas. Hércules es muy famoso en la cultura andaluza ya que según la mitología fue el fundador de la ciudad de Sevilla.

Blas Infante

 En abril de 1983 el Parlamento de Andalucía reconoce a Blas Infante como Padre de la Patria Andaluza, en un acto de justicia histórica por lo determinante que fue su papel en el proceso autonómico andaluz.

Nació en Málaga en 1885 y creció en el mundo rural y campesino. En Granada se licenció en Derecho y poco después se trasladó por trabajo a Sevilla. Allí se preocupó por la política y los problemas sociales en Andalucía.

Su escrito más importante fue el “Ideal Andaluz”. En 1916 funda el primer Centro Andaluz en Sevilla para la expresión de la cultura y la sociedad. En 1918, la Asamblea de Ronda  promovida por él, logra que se aprueben los símbolos de la región y dos años después redacta un manifiesto reivindicando Andalucía como nación.

Durante la dictadura de Primo de Rivera pasará a un segundo plano, volviendo a aparecer en la vida política durante la Segunda República. Sin embargo la guerra civil para todas las aspiraciones autonomistas y Blas Infante es fusilado, siendo una de sus primeras víctimas.Actualmente se considera el máximo exponente del nacionalismo andaluz.

IMÁGENES

 


  • 0

EL MONUMENTO A BÉCQUER

En el 182 aniversario del nacimiento de uno de los más célebres poetas sevillanos, continuamos dándole homenaje, en esta ocasión al explicar la glorieta que lleva su nombre.

La Glorieta de Bécquer la encontramos en el Parque de María Luisa. La idea la tuvieron los hermanos Álvarez Quintero, grandes admiradores del poeta. Los dramaturgos escribieron la obra “La rima eterna” para financiar parte del monumento, realizado con el escultor Lorenzo Collaut Valera.

Se inauguró el 9 de diciembre de 1911.

El monumento consta de varias figuras. El busto del poeta y las tres figuras femeninas realizadas en una sola pieza de mármol se llevaron a cabo en el taller de escultura de Federico BechiniBagnasco, mientras que la figura yacente y el joven Cupido se llevaron ejecutaron en el de RomoloStaccioli.

El conjunto está alrededor de un gran ciprés traído de América al jardín de los duques de Montpensier. Por lo tanto ya se encontraba mucho antes de la construcción del monumento.

 

SU SIMBOLOGÍA

El monumento está dedicado a la obra poética de Bécquer. Por un lado aparece el busto del poeta y en la otra tres figuras femeninas. Cada una representa un estado del amor: “amor ilusionado”, “amor poseído” y “amor perdido”. En su conjunto simbolizan el poema “El amor que pasa”.

En el conjunto escultórico vemos dos imágenes más. El hombre que se encuentra retorciéndose de dolor sería el “amor herido”, mientras que Cupido representaría el “amor que hiere”.

Como curiosidad, una noticia del año 2016 aparecida en los diarios locales. En ese momento se estaba restaurando el monumento y uno de los operarios descubrió dos cofres en el interior de una de las esculturas.

En el primero de ellos se encontró unas monedas con la efigie del rey Alfonso XIII. Seguramente se tratase de una cápsula del tiempo, bastante común colocarlas al realizar algunos edificios o monumentos. En el segundo ocurrió algo similar. En este caso aparecieron pesetas con la efigie del Rey Juan Carlos I y escritos del alcalde de Sevilla en ese momento y de los escultores que trabajaron en la rehabilitación del monumento en 1990. El misterio inicial por tanto, se resolvió poco después.

 

IMÁGENES

 


  • 0

GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER

GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER

El próximo 17 de febrero se cumplen 182 años del nacimiento de Gustavo Adolfo Bécquer, uno de los poetas más importantes de su tiempo. Su nombre completo era Gustavo Adolfo Claudio Domínguez Bastida y nació en Sevilla, concretamente en el número 28 de la calle Conde de Barajas, cerca de la Alameda. El apellido Bécquer proviene del origen flamenco de su madre.

Vivió su adolescencia en la ciudad, donde estudió humanidades y pintura. Su hermano Valeriano era pintor y Bécquer intentó seguir el mismo camino y trabajó como aprendiz de Antonio Cabral. Su pasión por leer se la inculcó su madrina, Manuela Monnehay Moreno, con la que vivió tras quedar huérfano.

Posteriormente marchó a Madrid para intentar dedicarse a la literatura pero no tuvo éxito en ese momento y durante un tiempo se dedicó al periodismo. Escribió en varios periódicos y revistas de la época como El Contemporáneo, La Ilustración de Madrid o El Entreacto.

 

Bécquer comienza a escribir

A los 22 años volvió a Sevilla y estuvo durante un tiempo recluido debido a tuberculosis. Fue en ese momento cuando publicó “El caudillo de las manos rojas” su primera leyenda. Tras una mejoría se mudó con su hermano a Zaragoza para terminar de curarse y durante su estancia en el monasterio de Verula escribió algunas de sus más célebres leyendas.

Sus diferentes amantes le sirvieron para escribir sus poemas más famosos. Su musa fue Julia Espín, una atractiva cantante de ópera con la que nunca llegó a formalizar la relación. Carla Esteban fue la mujer con la que se casó y con la que tuvo tres hijos.

Con su hermano Valeriano tuvo en todo momento una relación muy estrecha y trabajaron juntos en alguna ocasión. Ejemplo de ellos son un conjunto de láminas satíricas sobre la familia real, llamada Los Borbones en pelotas. Realizadas en acuarela no vieron la luz hasta 1991.

Sin embargo en 1870 Valeriano murió, suponiendo un gran golpe para Bécquer, el cuál falleció poco después. Su obra más célebre, “Rimas y Leyendas” la escribió a lo largo de su vida. Tras su muerte sus amigos recopilaron las rimas de los manuscritos y decidieron publicar sus obras.

Con el paso de los años Bécquer se convirtió en un escritor fundamental, una de las figuras claves del Romanticismo y uno de los personajes más célebres de la literatura española.

IMÁGENES


  • 0

LA TORRE DEL ORO

La Torre del Oro es uno de los monumentos más emblemáticos de Sevilla. Fue construida en el primer tercio del siglo XIII por los almohades para servir como vigilancia al puerto fluvial sevillano.

Se trata de una torre albarrana, es decir, separada del conjunto de las murallas. Sin embargo se encontraba unida a éstas a través de un  muro que la conectaba con la cercana Torre de la Plata. Tenía una cadena que conectaba con la otra parte del río. Esta cadena enlazaba con otra torre ya desaparecida y de esta manera se podía controlar la entrada de los barcos.

Es de planta dodecagonal. Este tipo de plantas son características del arte defensivo musulmán ya que gracias a su carácter poligonal se podía desviar el ángulo de tiro. Compuesta de tres cuerpos,el más elevado es circular. El segundo es de ladrillos y de planta hexagonal y en el primero se superponen tres plantas cubiertas con bóvedas de arista.

La cimentación de la torre es muy profunda ya que se encuentra junto al río. Al principio tenía un espesor de cinco metros y estaba compuesta de una losa de hormigón con cal. Sin embargo los desperfectos ocurridos por el terremoto de Lisboa, obligaron a hacer obras de restauración en 1760. Por ello se aumentó en seis metros la cimentación, añadiéndole madera de pino para darle más consistencia.

LOS DIFERENTES USOS

Tras la conquista cristiana de la ciudad fue capilla y posteriormente prisión. La leyenda cuenta que en tiempos del Rey Pedro I el Cruel, la Torre del Oro servía como refugio a las damas que éste cortejaba.

En el siglo XVI tenía un estado ruinoso, obligando a las autoridades realizar obras de consolidación. Tal fue su deterioro en el siglo XIX que se pensó en demolerla para ampliar la zona. Sin embargo este proyecto no llegó a realizarse debido a la fuerte oposición del pueblo sevillano. A lo largo del siglo XX se llevaron a cabo restauraciones para mejorar su aspecto y hoy en día alberga un Museo Naval.

Respecto a su nombre, siempre se pensó que se debíaa su primitivo recubrimiento de azulejos con reflejos dorados. Sin embargo en el año 2005 durante las obras de restauración se demostró que esta teoría no era cierta.Los estudios demostraron que el brillo no era debido a azulejos dorados, sino a una mezcla de mortero de cal y paja prensada.

 

IMÁGENES

 


  • 0

LA PLAZA DE SAN FRANCISCO

Situada en el centro de la ciudad, la plaza de San Francisco toma su nombre del antiguo convento que se encontraba donde actualmente está el ayuntamiento.

Aunque en los primeros siglos de invasión musulmana se encontraba fuera de las murallas, con la ampliación de la misma en época almorávide se integra en el interior urbano. En el siglo XIII se producen las primeras edificaciones en la zona, levantándose entre otras el Convento de San Francisco.

Desde el siglo XV se convirtió en el centro de la vida pública de Sevilla ya que en torno a ella estaban las sedes de las instituciones más importantes de la ciudad como el Ayuntamiento, la Cárcel Real y a pocos metros las gradas, la Catedral y el Palacio Arzobispal.  En este lugar estuvo la pescadería más importante de la ciudad, que en 1493 acabo trasladándose a las Atarazanas.

Los usos de la plaza evolucionaron desde la Edad Media. Desde el siglo XIV hasta principios del siglo XVI fue rastro de animales y lugar de mercado de pan, carne, pescado y hortalizas, con sus tenderetes y mesones. Después se utilizó como centro de actividades de cambistas y plateros y talleres de impresores, sombrereros y roperos. Más tarde  la plaza pasó a ser el principal escenario de fiestas regias inmobiliarias y también de autos de fe inquisitoriales y de ejecución de reos condenados. Además, hasta la construcción de la Real Maestranza, en algunos momentos se cubría de arena para las corridas de toros.

LA PLAZA ACTUALMENTE

 En la plaza podemos ver una fuente datada en 1576 rematada por el dios Mercurio realizada por Juan de Bolonia. Sin embargo no siempre ha sido esta fuente la que ha estado en la plaza. Durante un tiempo estuvo la conocida “pila del pato” que hoy en día se encuentra en la Plaza de San Leandro.

Hoy en día es un lugar central en la Semana Santa ya que se llena de palcos puesto que forma parte de la Carrera Oficial y todas las cofradías pasan por este lugar. También cobra especial relevancia en la procesión del Corpus Christi. En esta festividad se coloca una portada para el paso de la comitiva. Por lo tanto, la plaza es desde tiempos antiguos, lugar central y uno de los más emblemáticos de la ciudad.

IMÁGENES

Historias como esta y muchas más podrás descubrir a través de nuestras rutas culturales por Sevilla.


  • 0

LAS ATARAZANAS DE SEVILLA

Las Atarazanas de Sevilla se edificaron en 1252 por orden de Alfonso X el Sabio. Construidas a extramuros, seguramente fueron la reedificación de unas anteriores. Ya en el siglo XII existen escritos donde el califa almohade Abu Yaqub Yusuf mandó el inicio de las obras.

Su función fue la construcción y reparación de galeras. Se ubicaron en el Arenal ya que permitían fácilmente la entrada y salida de barcos al estar esta zona casi al mismo nivel del río. Desde el principio se erigieron como la industria naval de la Corona de Castilla y fue una de las construcciones industriales más importantes y de mayor tamaño de la Baja Edad Media en el continente.

Los reyes de Castilla explotaron este lugar, donde fácilmente se construían veinte o treinta galeras, realizadas con madera de la Sierra Norte de la provincia. Éstas se usaron para las guerras contra los musulmanes y durante la guerra de los Cien Años contra Inglaterra. Sin embargo en el siglo XV se realizaron las últimas grandes galeras y finalmente en 1593 Felipe II prohibió que los barcos fabricados en las atarazanas sevillanas se emplearan en la carrera de Indias, ya que los del norte de España era de mucha mejor calidad.

SUS USOS A PARTIR DEL SIGLO XVII

En 1587 se instaló la Aduana en algunas de sus naves. Las Atarazanas quedaron a partir de ese momento como almacén y como almacenamiento de los artículos que llegaban de América.

Con el tiempo la cota original se enterró y la altura de los característicos arcos gótico-mudéjares bajó en gran medida. La construcción del Hospital de la Caridad en 1641 hizo que éste ocupara cinco naves. La decadencia se acentuó con el paso de la Casa de la Contratación a Cádiz.

En 1719 se instala la Maestranza de Artillería hasta que en 1993 lo adquiere la Junta de Andalucía.A lo largo de los años se han llevado varias obras de rehabilitación, sin embargo hoy en día se encuentra cerrada al público.Están declaradas Bien de Interés Cultural y catalogadas como Monumento Nacional desde 1969. Aunque de las diecisiete naves originales solo quedan en pie siete de ellas, está considerado el astillero medieval mejor conservado del mundo.

IMÁGENES


  • 0

LA CABALGATA DE LOS REYES MAGOS EN SEVILLA

 

La Cabalgata del 5 de enero se lleva celebrando en Sevilla desde el año 1918. Fue la primera cabalgata de Reyes realizada en España. En un principio su objetivo fue llevar regalos y la ilusión de este día a los niños que se encontraban en los centros de beneficencia, concretamente el Hospicio Provincial de la Calle San Luis.

Esta labor fue iniciada por José María Izquierdo Martínez. Las primeras carrozas estaban tiradas por bueyes y repletas de dulces, caramelos y juguetes. Aunque su creador murió cuatro años después, el Ateneo de Sevilla asumió la organización de la cabalgata y así sigue hoy en día.

EL RECORRIDO

La primera edición salió de la calle Lombardos pero desde 1919 y durante más de cuarenta años su salida se realizó desde la plaza de toros de la Maestranza. Sin embargo desde los años sesenta su salida ha ido variando: la Puerta de la Carne, los jardines del Palacio de San Telmo, la Isla de la Cartuja, la antigua Estación de Cádiz, la Alameda de Hércules, las antiguas cocheras de Tussam o el Rectorado de la Universidad de Sevilla, lugar desde donde inicia su recorrido actualmente.

El recorrido igualmente ha cambiado a lo largo del tiempo. Inicialmente solo se recorría el casco histórico de la ciudad pero en los años cincuenta se amplió para que cruzara el río llegando a Triana y Los Remedios y posteriormente a la Macarena y Luis Montoto.

En ningún momento desde 1918 ha suspendido su salida. Ni la Guerra Civil ni las condiciones meteorológicas lo han impedido.

LAS CARROZAS

 

Aunque cada año se van incorporando nuevas carrozas, las que despiertan más admiración son la de los tres Reyes Magos, la Estrella de la Ilusión y el Gran Visir.El séquito está también compuesto por bandas de músicas y beduinos, algunos de ellos a caballo.Es resaltable la comitiva de 1927, año en el que el rey Baltasar fue llevado en un trono que portaban diez “etíopes”.

Las personas que encarnan a los Reyes Magos son siempre personas conocidas. Presidentes del Sevilla y del Betis, toreros como Juan Belmonte, Pepe Luis Vázquez o Curro Romero y artistas como Carmen Sevilla, que fue la Estrella de la Ilusión en 1954, han querido salir y participar en la famosa Cabalgata para repartir ilusión a niños y mayores de Sevilla.

 

 

IMÁGENES


  • 0

LA LEYENDA DEL MAESE PÉREZ

Category : leyenda , sevilla

Existe una famosa leyenda navideña escrita por Gustavo Adolfo Bécquer. La historia comienza el día de Nochebuena y se desarrolla en el famoso convento de Santa Inés, en la calle Doña María Coronel.

Todo empezó en la Misa del Gallo. La iglesia estaba completa ya que el Maese Pérez era famoso por la forma de tocar el órgano. El Maese había heredado este arte de su padre y todos en la ciudad lo conocían. Sin embargo ese año estaba muy enfermo. A pesar de eso decidió tocarlo, ya que sabía que seguramente sería el último año que pudiera hacerlo y quería despedirse.

Comenzó la misa y el órgano sonó de manera majestuosa. Por desgracia en el momento en que el arzobispo repartía la hostia consagrada sonó un grito desgarrador. Era la hija del Maese que veía como su padre acababa de morir.

Al año siguiente, se ofreció a tocar un organista que tenía mala fama con el órgano. Para asombro de todos, el órgano sonó de una forma maravillosa, cómo si lo estuviera tocando el mismísimo Maese Pérez. El arzobispo lo invitó a tocar el año siguiente en la Catedral y el organista asintió, perocon la cara asustada, dijo que no volvería a tocar en Santa Inés.

 

EL MILAGRO SE HACE REALIDAD

Dos años después del inicio de los hechos, la noche de la Misa del Gallo, la iglesia de Santa Inés estaba casi vacía. La abadesa le había dicho a la hija del Maese que tocara en esa noche tan señalada. Pero ésta no estaba de acuerdo. Decía que la noche anterior había visto a su padre sentado en el órgano. Quienes la escucharon le dijeron que eran fantasías, por lo que ella aceptó tocarlo.

La misa comenzó normalmente hasta el momento de la Consagración. Se escuchó un grito desde el órgano. Todos subieron a donde estaba la hija del Maese, que llorando señaló el órgano. Éste sonaba solo. Era el espíritu de Maese Pérez quien lo tocaba. De esta manera terminaba la promesa que realizó antes de morir de terminar la misa aquella Nochebuena. Con esto también se resolvió el misterio del organista del año anterior. No fue él, sino el espíritu del Maese Pérez, quién tocaba el órgano de Santa Inés.

 

 

IMÁGENES


  • 0

LA CALLE SIERPES

Aunque hoy en día todo el mundo la conoce como Sierpes, antiguamente no llevaba este nombre.

Debido a que un tiempo hubo en ella una hermandad gremial de fabricantes de espadas, se le llamó un tiempo Espaderos. Con Fernando III se le cambió el nombre a Sierpe. Finalmente, en el siglo XVIII se le puso su nombre actual, Sierpes.

Desde siempre ha tenido mucha importancia, debido a su carácter céntrico. Por esta razón desde su configuración se le dotó de importantes edificios. Aquí se encontraba la Cárcel Real, lugar donde estuvo encerrado Miguel de Cervantes y donde comenzó a escribir el Quijote. Sin embargo fue derribada en 1840.
También ha sufrido modificaciones y algunas órdenes monásticas levantaron en ella sus conventos. Ejemplo de ello fueron los frailes agustinos, que construyeron el convento de San Acacio, hoy sede del Real Círculo de Labradores.

El origen del nombre.

El nombre de la famosa calle esconde una conocida leyenda.En la Sevilla de finales del siglo XVI comenzaron a desaparecer niños sin ninguna explicación. Existían multitud de opiniones: que eran robados por judíos, por bandidos moros e incluso por piratas turcos para venderlos en los mercados de Constantinopla.


Lo cierto es que los niños desaparecían sin dejar rastro y a cualquier hora de día. Por ello se informó de todo a Alfonso de Cárdenas, persona que regentaba la ciudad en ese momento. Unos días después se presentó un hombre asegurando que sabía la solución al misterio de los niños robados. Se trataba de Melchor de Quintana y Argüeso, un bachiller de letras preso en la Cárcel Real de Sevilla por participar en una rebelión contra el rey.
Con la condición de ser liberado, se comprometió a resolver el misterio. Melchor de Quintana, en el intento de huir de la prisión, había excavado un túnel. Éste llevaba a las cloacas de la ciudad, y allí, el bachiller había dado con el ladrón de niños, a quien le dio muerte en el momento.
Cuando Alonso de Cárdenas y sus hombres entraron en el túnel, se encontraron con un gran raptor, con una daga clavada. A su alrededor se encontraban los restos de huesos de los niños desaparecidos. Se trataba de una gran serpiente, que salía de las cloacas para atrapar a los niños. Una vez descubierto el misterio Melchor quedó en libertad, convirtiéndose en una persona muy reconocida en la ciudad.

Tras esto, la serpiente quedó expuesta al público y a partir de entonces a la calle se le comenzó a llamar calle de la “sierpe”, perdiendo el nombre de espaderos y perdurando dicha denominación hasta la actualidad.

IMÁGENES


  • 0

La leyenda de la cabeza del rey Don pedro

Don Pedro I, también llamado el Cruel, es uno de los reyes más unidos a la ciudad de Sevilla. Sobre él hay multitud de leyendas. Una de ellas es la leyenda de la Cabeza del Rey Don Pedro.

Según cuenta la leyenda, una noche Don Pedro paseaba por la ciudad. Al cruzarse con el hijo del Conde de Niebla, de la familia de los Guzmanes, se batió en un duelo con él. Algunos dicen que se debió a un lío de faldas pero lo cierto es que los Guzmanes apoyaban a Enrique de Trastámara, hermano bastardo del rey, que quería destronarle.

El duelo nocturno acabó con la muerte del Guzmán. Sin embargo el choque de las espadas llamó la atención de una anciana que se asomó por la ventana con un candil. Al alumbrar la escena pudo ver un hombre, rubio y que le sonaban las rodillas al andar. Todo el mundo en la ciudad conocía el sonido de las rodillas del rey, por lo que la anciana lo reconoció rápidamente.

Ante tal descubrimiento, la mujer cerró la ventana pero dejó caer el candil que llevaba en la mano.Esto hizo que los alguaciles que estaban en la zona se dieran cuenta de su existencia. Por lo tanto la detuvieron para que declarase sobre lo que había pasado.

 

EL MOMENTO DEL JUICIO

Al día siguiente los Guzmanes pidieron justicia por lo sucedido. Don Pedro I prometió que una vez encontrado al asesino, le cortaría la cabeza para exponerla públicamente. Cuando la anciana fue a testificar lo ocurrido, se tranquilizó cuando el Rey le prometió que si decía la verdad no le ocurriría nada.

De esta manera pidió un espejo y poniéndolo frente a Don Pedro dijo: “Aquí tenéis a vuestro asesino”. El Rey, para cumplir la promesa realizada a los Guzmanes, cortó la cabeza a una estatua suya y la colocó en el lugar del duelo. Actualmente sigue existiendo en una hornacina y le da nombre a la calle. Además, la calle que se encuentra frente al busto toma el nombre de Candilejo en recuerdo al candil que supuso la aclaración de la disputa.