Category Archives: Blog

  • 0

La Semana Santa de Sevilla

La Semana Santa de Sevilla nació en 1521 con un vía crucis a la Cruz del Campo. Para ello fue fundamental la figura de Don Fadrique Enríquez de Ribera, Adelantado Mayor de Castilla.

Tras la vuelta de su viaje a Tierra Santa recibió unos privilegios espirituales por parte de la Santa Sede para iniciar un vía crucis en torno a su lugar de residencia, la actual Casa Pilatos. Éste se celebraba el primer viernes de marzo y constaba de doce estaciones, aunque en 1730 pasaron a ser catorce.

La Semana Santa de Sevilla 1

Comenzaba dentro de su palacio y concluía en un pilar que se encontraba en la antigua Huerta de los Ángeles. De esta manera se cumplían los 1321 pasos (997 metros) que separaba el pretorio de Pilatos con el monte Calvario. En 1630 se cambió tanto el inicio como el final del vía crucis. El principio pasó a estar en un retablo de mármol en la fachada del palacio. El final, en el Templete o Humilladero de la Cruz del Campo. Este templete lo construyeron en 1830 una cofradía de negros (actual Hermandad de los Negritos) y se encontraba cerca del pilar donde anteriormente finalizaba la estación.

En 1604 el cardenal Niño de Guevara decidió cambiar la Estación de Penitencia.  por lo que las de Sevilla irían a la Catedral y las de Triana a la iglesia de Santa Ana.

Con esta acción surgió la Semana Santa cómo la conocemos hoy en día. Aún así, el vía crucis se siguió realizando sin ningún problema hasta 1873, momento que dejó de hacerlo.

La Semana Santa de Sevilla 2

En 1957, los descendientes del marqués de Tarifa, formaron una “Pía Unión” con catorce cofradías sevillanas. Así hasta ese año las estaciones del vía crucis estaban señaladas por cruces de madera y en ese momento fueron sustituidas por retablos cerámicos. Sin embargo el crecimiento de la ciudad fue derribando los antiguos edificios donde estaban ubicados los azulejos. Por esa razón, en 1995 la duquesa de Medinaceli restauró los que estaban estropeados y sustituyó los perdidos.

De esta forma cada estación está representada por un azulejo,con una imagen de nazareno o cristo de Sevilla. La primera y la segunda estación se encuentran en la plaza de Pilatos, la tercera en la iglesia de San Esteban y las demás en la calle Luis Montoto. Se pueden ver los azulejos de todos ellas, excepto la cuarta, décima y décimo primera.

La Semana Santa de Sevilla 3

Desde 1986 el Vía Crucis se celebra en el interior del Palacio cada primer viernes del mes de marzo.

Bibliografía:


[powr-social-media-icons id=e7f9d984_1491289584737]


  • 0

LA TORRE DEL ORO

La Torre del Oro es uno de los monumentos más emblemáticos de Sevilla. Fue construida en el primer tercio del siglo XIII por los almohades para servir como vigilancia al puerto fluvial sevillano.

Se trata de una torre albarrana, es decir, separada del conjunto de las murallas. Sin embargo se encontraba unida a éstas a través de un  muro que la conectaba con la cercana Torre de la Plata. Tenía una cadena que conectaba con la otra parte del río. Esta cadena enlazaba con otra torre ya desaparecida y de esta manera se podía controlar la entrada de los barcos.

Es de planta dodecagonal. Este tipo de plantas son características del arte defensivo musulmán ya que gracias a su carácter poligonal se podía desviar el ángulo de tiro. Compuesta de tres cuerpos,el más elevado es circular. El segundo es de ladrillos y de planta hexagonal y en el primero se superponen tres plantas cubiertas con bóvedas de arista.

La cimentación de la torre es muy profunda ya que se encuentra junto al río. Al principio tenía un espesor de cinco metros y estaba compuesta de una losa de hormigón con cal. Sin embargo los desperfectos ocurridos por el terremoto de Lisboa, obligaron a hacer obras de restauración en 1760. Por ello se aumentó en seis metros la cimentación, añadiéndole madera de pino para darle más consistencia.

LOS DIFERENTES USOS

Tras la conquista cristiana de la ciudad fue capilla y posteriormente prisión. La leyenda cuenta que en tiempos del Rey Pedro I el Cruel, la Torre del Oro servía como refugio a las damas que éste cortejaba.

En el siglo XVI tenía un estado ruinoso, obligando a las autoridades realizar obras de consolidación. Tal fue su deterioro en el siglo XIX que se pensó en demolerla para ampliar la zona. Sin embargo este proyecto no llegó a realizarse debido a la fuerte oposición del pueblo sevillano. A lo largo del siglo XX se llevaron a cabo restauraciones para mejorar su aspecto y hoy en día alberga un Museo Naval.

Respecto a su nombre, siempre se pensó que se debíaa su primitivo recubrimiento de azulejos con reflejos dorados. Sin embargo en el año 2005 durante las obras de restauración se demostró que esta teoría no era cierta.Los estudios demostraron que el brillo no era debido a azulejos dorados, sino a una mezcla de mortero de cal y paja prensada.

 

IMÁGENES

 


  • 0

LA PLAZA DE SAN FRANCISCO

Situada en el centro de la ciudad, la plaza de San Francisco toma su nombre del antiguo convento que se encontraba donde actualmente está el ayuntamiento.

Aunque en los primeros siglos de invasión musulmana se encontraba fuera de las murallas, con la ampliación de la misma en época almorávide se integra en el interior urbano. En el siglo XIII se producen las primeras edificaciones en la zona, levantándose entre otras el Convento de San Francisco.

Desde el siglo XV se convirtió en el centro de la vida pública de Sevilla ya que en torno a ella estaban las sedes de las instituciones más importantes de la ciudad como el Ayuntamiento, la Cárcel Real y a pocos metros las gradas, la Catedral y el Palacio Arzobispal.  En este lugar estuvo la pescadería más importante de la ciudad, que en 1493 acabo trasladándose a las Atarazanas.

Los usos de la plaza evolucionaron desde la Edad Media. Desde el siglo XIV hasta principios del siglo XVI fue rastro de animales y lugar de mercado de pan, carne, pescado y hortalizas, con sus tenderetes y mesones. Después se utilizó como centro de actividades de cambistas y plateros y talleres de impresores, sombrereros y roperos. Más tarde  la plaza pasó a ser el principal escenario de fiestas regias inmobiliarias y también de autos de fe inquisitoriales y de ejecución de reos condenados. Además, hasta la construcción de la Real Maestranza, en algunos momentos se cubría de arena para las corridas de toros.

LA PLAZA ACTUALMENTE

 En la plaza podemos ver una fuente datada en 1576 rematada por el dios Mercurio realizada por Juan de Bolonia. Sin embargo no siempre ha sido esta fuente la que ha estado en la plaza. Durante un tiempo estuvo la conocida “pila del pato” que hoy en día se encuentra en la Plaza de San Leandro.

Hoy en día es un lugar central en la Semana Santa ya que se llena de palcos puesto que forma parte de la Carrera Oficial y todas las cofradías pasan por este lugar. También cobra especial relevancia en la procesión del Corpus Christi. En esta festividad se coloca una portada para el paso de la comitiva. Por lo tanto, la plaza es desde tiempos antiguos, lugar central y uno de los más emblemáticos de la ciudad.

IMÁGENES

Historias como esta y muchas más podrás descubrir a través de nuestras rutas culturales por Sevilla.


  • 0

EL ORIGEN DE SANTA CLAUS

Cuenta la tradición que los 24 de diciembre, día de Nochebuena, Papá Noel lleva regalos en su trineo a todos los niños. Es conocido por diversos nombres: Papá Noel, San Nicolás o Pascuero. Sin embargo su origen pocas personas lo conocen.

Tenemos que remontarnos al año 270, año que nació San Nicolás de Bari en la actual Turquía. Su familia era rica y él siempre destaco por su amabilidad y generosidad. Por desgracia a una edad temprana perdió a sus padres y decidió repartir la fortuna heredada entre los más necesitados. Después marchó a Mira con su tío para dedicarse al sacerdocio.

Pero eran tiempos de persecución a los cristianos y Nicolás fue encerrado durante 30 años. Durante su estancia en la cárcel se dedicó como pudo a propagar el cristianismo. Al salir fue nombrado obispo, por eso el color rojo de su vestimenta. También lo nombraron santo patrón de Turquía, Grecia y Rusia.

Falleció el 6 de diciembre del año 345. Debido a la cercanía de la Navidad se decidió que la figura del Santo se utilizaría para repartir regalos y golosinas a los niños en esta fecha.

El hecho de que siempre se le represente con una bolsa tiene una explicación. Una vez el Santo se enteró que un vecino no podía casar a sus hijas pues no tenía dinero para la dote. Para solucionarlo, en secreto entró por la ventana de la casa y metió una bolsa de dinero en los calcetines de las niñas, que colgaban de la chimenea para secarlos.

LA TRADICIÓN SE EXPANDE

Desde el siglo VI se comenzaron a construir templos en su honor y en el siglo XII se extendió la  tradición de San Nicolás por Europa. El nombre Santa Claus se creó por la traducción del nombre en alemán, San Nikolausmientras que el de Papa Noel viene de la traducción de “Papá Navidad”. Posteriormente, los emigrantes holandeses llevaron la tradición a Estados Unidos.

La imagen que conocemos actualmente la toma en el siglo XIX. En 1823, el escritor inglés Clement Moore escribió un poema donde Papá Noel llevaba un trineo llevado por nueve renos para poder repartir los regalos.

Posteriormente, en 1931 Coca-Cola encargó a un caricaturista la imagen de un Papá Noel más cercano para su campaña navideña. De esta manera, surgió la figura vestida de rojo, con cinturón y botas negrastal como lo conocemos hoy en día.

IMÁGENES

 


  • 0

LA CALLE SIERPES

Aunque hoy en día todo el mundo la conoce como Sierpes, antiguamente no llevaba este nombre.

Debido a que un tiempo hubo en ella una hermandad gremial de fabricantes de espadas, se le llamó un tiempo Espaderos. Con Fernando III se le cambió el nombre a Sierpe. Finalmente, en el siglo XVIII se le puso su nombre actual, Sierpes.

Desde siempre ha tenido mucha importancia, debido a su carácter céntrico. Por esta razón desde su configuración se le dotó de importantes edificios. Aquí se encontraba la Cárcel Real, lugar donde estuvo encerrado Miguel de Cervantes y donde comenzó a escribir el Quijote. Sin embargo fue derribada en 1840.
También ha sufrido modificaciones y algunas órdenes monásticas levantaron en ella sus conventos. Ejemplo de ello fueron los frailes agustinos, que construyeron el convento de San Acacio, hoy sede del Real Círculo de Labradores.

El origen del nombre.

El nombre de la famosa calle esconde una conocida leyenda.En la Sevilla de finales del siglo XVI comenzaron a desaparecer niños sin ninguna explicación. Existían multitud de opiniones: que eran robados por judíos, por bandidos moros e incluso por piratas turcos para venderlos en los mercados de Constantinopla.


Lo cierto es que los niños desaparecían sin dejar rastro y a cualquier hora de día. Por ello se informó de todo a Alfonso de Cárdenas, persona que regentaba la ciudad en ese momento. Unos días después se presentó un hombre asegurando que sabía la solución al misterio de los niños robados. Se trataba de Melchor de Quintana y Argüeso, un bachiller de letras preso en la Cárcel Real de Sevilla por participar en una rebelión contra el rey.
Con la condición de ser liberado, se comprometió a resolver el misterio. Melchor de Quintana, en el intento de huir de la prisión, había excavado un túnel. Éste llevaba a las cloacas de la ciudad, y allí, el bachiller había dado con el ladrón de niños, a quien le dio muerte en el momento.
Cuando Alonso de Cárdenas y sus hombres entraron en el túnel, se encontraron con un gran raptor, con una daga clavada. A su alrededor se encontraban los restos de huesos de los niños desaparecidos. Se trataba de una gran serpiente, que salía de las cloacas para atrapar a los niños. Una vez descubierto el misterio Melchor quedó en libertad, convirtiéndose en una persona muy reconocida en la ciudad.

Tras esto, la serpiente quedó expuesta al público y a partir de entonces a la calle se le comenzó a llamar calle de la “sierpe”, perdiendo el nombre de espaderos y perdurando dicha denominación hasta la actualidad.

IMÁGENES


  • 0

LOS TUNOS DE SEVILLA

La próxima semana, el viernes día 8 de diciembre es el día de la Inmaculada. Sevilla es una ciudad muy mariana y en este día son numerosas las actividades religiosas. Una tradición en la ciudad es el cante de las tunas universitarias a la imagen de la Inmaculada que se encuentra en la plaza del Triunfo.

Aunque la tradición comenzó a mitad del siglo XX, las tunas tienen un origen anterior. El origen de las tunas se debe a los antiguos sopistas.

Éstos eran estudiantes universitarios de los años veinte del siglo pasado, sin recursos económicos que cantaban a cambio de un plato de sopa. La primera Tuna que existió con la actual configuración fue la Tuna Universitaria, formada por estudiantes de Medicina, Derecho y Ciencias. Con el paso de los años la Tuna Universitaria de Sevilla se dividió en varias, sobreviviendo únicamente la de Medicina, la más antigua en la actualidad. Hoy en día existen 13 agrupaciones oficiales en Sevilla.

La vestimenta consiste en una capa, camisa, calzas cervantinas, zapatos o botas y la beca. La beca es lo que identifica mediante el color la universidad a la que pertenece.Antiguamente en el pecho no se colocaba la beca, sino una calavera. Para distinguirse, cada tuno llevaba una cita del color de su facultad.

 

LOS TUNOS Y LA INMACULADA

Los tunos comienzan a vincularse a la fiesta de la Inmaculada en 1952. En ese año la Tuna de Peritos Industriales le cantó al monumento de la plaza del Triunfo. Esto se realizó en recuerdo de la Tuna Universitaria, que en sus inicios realizaba esta acción. Las canciones típicas son temas populares españoles, pasodobles y folclore regional.

La Tuna de Medicina fue la que institucionalizó el evento.De esta manera durante todo el 7 de diciembre las diferentes tunas cantan por el centro de Sevilla y a medianoche se reúnen bajo la estatua de la Inmaculada para cantarle.

Tal como estableció el Consejo de Tunas en 1975, la primera en cantares la de Medicina, por ser la más antigua. Posteriormente en un horario acordado cada año van rotando las demás.De esta manera, tras más de 60 años, esta tradición ha llegado a nuestros días, adquiriendo cada año más relevancia.

 

 

 

 

IMÁGENES

 


  • 0

LOS ORÍGENES DE LA UNIVERSIDAD DE SEVILLA

Category : Blog , sevilla , Uncategorized

El origen de la Universidad de Sevilla se encuentra en la actual Puerta de Jerez.

Se trata del Colegio Santa María de Jesús, fundado por el Maese Rodrigo de Santaella en 1506. Su ilusión era crear una universidad semejante a la de Salamanca, sueño que consiguió en 1505. En ese año, el Papa Julio II cedió al Colegio la capacidad impartir enseñanzas en Teología, Filosofía, Derecho, Medicina y Artes.

Junto con esta bula y la compra de un solar junto a la Puerta Jerez, el Maese comenzó a edificar el Colegio. A mediados del siglo XVI, el Concejo de la ciudad le concede los privilegios de Universidad que le permitía otorgar los grados de Bachiller, Licenciado y Doctor en todas las Facultades.

Sin embargo, bajo el reinado de Carlos III, debido a las numerosas reformas en el siglo XVIII, se le otorga una nueva ubicación en la calle Laraña (actual facultad de Bellas Artes). En este lugar permaneció durante un siglo, hasta que finalmente pasó a la Real Fábrica de Tabacos.

Respecto a los estudios impartidos, a partir del Plan de Estudios de Olavide de 1768, aparecieron aprendizajes de Matemáticas y otras ciencias, surgiendo con ello el concepto de Universidad Moderna, sobre todo en el siglo XIX.

 

LA CAPILLA DE SANTA MARÍA DE JESÚS

En su forma primitiva, tras la entrada se accedía a un pequeño atrio que servía como distribuidor de las distintas estancias: la capilla y los locales universitarios.

La capilla constituye un ejemplo del estilo gótico-mudéjar tardío. Al exterior muestra tres fachadas. La que posee la puerta de entrada, en la primitiva edificación no daba a la calle, sino a un compás o patio interior. La del lado derecho tiene una ventana gótica, dos ventanas entre pilastras y una lápida de mármol que alude a la fundación.

Debido al ensanche de la ciudad, a principios del siglo XX se derribó el edificio original, quedando únicamente la capilla.

IMÁGENES

 


  • 0

Don Juan Tenorio

El día 1 de noviembre fue el día de todos los muertos. La obra de Don Juan Tenorio está totalmente relacionada con este día.

Don Juan Tenorio se desarrolla en Sevilla, hacia 1545.  Éste es retado por Don Luis a conquistar a Doña Inés y a su prometida, Ana de Pantoja. Tras raptar a Doña Inés y conquistar a Doña Ana, Don Juan gana su apuesta. Pero sucede algo para lo que Don Juan no estaba preparado. Se enamora perdidamente de Inés. Por ello le pide la mano a su padre, don Gonzalo de Ulloa.

Sin embargo Don Gonzalo de Ulloa y Don Luis claman venganza por engañar a las dos mujeres. Don Juan Tenorio se enfrenta a ellos y los mata. Varios años después Don Juan vuelve y en el panteón descubre que Doña Inés murió por amor. Don Juan, arrepentido, pide perdón. Finalmente cuando las almas de sus victimas lo iban a llevar al infierno, apareció el espectro de doña Inés, salvando su alma.

El origen de la obra

Aunque la historia surge en la Edad Media, el primer tratamiento literario formal lo vemos en “El burlador de Sevilla” de Tirso de Molina. Posteriormente el dramaturgo francés Moliere escribió Don Juan o el Convidado de Piedra y la estrenó en 1665. José Zorrilla es quien realiza la versión más moderna de la leyenda en 1844, dándole la apariencia a Don Juan que hoy conocemos.

 

Escenas en Sevilla

Nuestra ciudad tiene numerosos lugares dónde se desarrolla la obra. Ésta comienza en la Hostería El Laurel, en la Plaza de los Venerables.

La casa de doña Ana, prometida de don Luis Mejía, estaría ubicada en la Plaza de la Alianza. El convento donde se encuentra recluida doña Inés se cree que se encontraba en la calle Calatrava. La Plaza de Doña Elvira, en el corazón del barrio de Santa Cruz fue el lugar donde vivía Doña Inés y su padre, Don Gonzalo de Ulloa.

Por último, terminamos con la inscripción que podemos encontrar bajo la escultura de Don Juan Tenorio en la Plaza de los Refinadores :

Aquí está Don Juan Tenorio. Y no hay hombre para él. Desde la princesa altiva a la que pesca en ruin barca, no hay hembra que no suscriba; y a cualquier empresa abarca, sí en oro o valor estriba. Búscanle los reñidores, cérquenle los jugadores, quien se precie que le ataje, a ver si hay quien le aventaje en juego, en lid o en amores

 

IMÁGENES:


  • 0

LA LEYENDA DE NO&DO  

 

NO8DO es el logotipo del Ayuntamiento de Sevilla. Está compuesto de la palabra NO, una madeja y la palabra DO, leyéndose el acrónimo como “no madeja do”. La reproducción más antigua del emblema se encuentra en la Sala de Plenos del Ayuntamiento y está fechada en 1533. Sin embargo las leyendas sobre su origen se remontan a tiempos de Alfonso X el sabio.

 

Alfonso X fue llamado el Sabio por su gran cultura, era muy culto e intelectual. Sin embargo durante su reinado tuvo que enfrentarse a diversos problemas, entre ellos el levantamiento de su hijo Sancho. Casi sin luchar, Sancho fue conquistando todo el reino y el Rey Sabio se refugió en Sevilla. La nobleza, el clero y el pueblo sevillano lo acogió rapídamente, apoyándolo y protegiéndole hasta su muerte.

El rey, aficionado a los jeroglíficos, le dio como agradecimiento a la ciudad un lema formado por las sílabas NO y DO con una madeja en medio. De esta manera, se puede leer no-madeja-do, frase con la que el rey quiso agradecer a los sevillanos su fidelidad.

 

Otras interpretaciones

Además de ésta leyenda existen otras teorías sobre el origen del criptograma. Dos de ellas tienen una base religiosa. La primera defiende que el emblema toma las sílabas iniciales de la expresión ‘Nomine Domini’, siendo la madeja un nexo entre ambas palabras. La segunda hace referencia a la ayuda divina de la Virgen María que recibió Fernando III al conquistar Sevilla y expulsar a los musulmanes.

La última interpretación vuelve a Alfonso X. Algunos estudiosos defienden que El NO&DO representaba la unión de los esfuerzos para que el rey Sabio se convirtiera en emperador  del Imperio Sacro Romano Germánico. De esta manera creó un emblema para simbolizar a todos aquellos que lo apoyaban. NODO  estaría relacionado con la idea de vínculo y el 8  con la imagen de unión y fortaleza.

Sea cual sea el origen del criptograma, muchos piensan que fue por la fidelidad de los sevillanos al rey Sabio. Alfonso XIII en un discurso con motivo de la Exposición Iberoamericana dijo:

“Al señor Alcalde de Sevilla, le ruego que en mi nombre dé las gracias a la ciudad por la cariñosa acogida que nos ha dispensado. Decid a los sevillanos que si un Rey Alfonso dio a Sevilla el galardón de que en su escudo pusiera la frase “No me ha dejado”, otro Rey Alfonso dice que él nunca dejará a los sevillanos”

 

IMÁGENES


  • 0

SAN ISIDORO DE SEVILLA

Category : Blog , Historia , sevilla

San Isidoro fue uno de los arzobispos más importantes de Sevilla. Por esta razón aparece en el escudo de la misma, junto a San Fernando y San Leandro. En torno a él existe una leyenda. En tiempo musulmán, Almutamid ocupó tras la muerte de su padre el trono en Sevilla. En ese momento en Castilla y de León reinaba Fernando I, el cual tenía buena relación con el rey sevillano. Almutamid, para consolidar las buenas relaciones, lo colmaba con numerosos regalos.

Un día, Fernando I pidió a Almutamid poder recuperar las reliquias de Santa Justa y Rufina. Pensaba que se encontraban en alguna iglesia visigoda en Sevilla y deseaba llevarlas a León. Almutamid no puso ningún impedimento y le dijo a Fernando que le ayudaría con todo lo que estuviera en su mano. El rey Fernando mandó a Sevilla una comitiva dirigida por Alvito, obispo de León. Éstos se alojaron en el actual  Monasterio de San Clemente, antiguo Palacio de la Barqueta.

Sin embargo, tras un año completo de buscar en iglesias y templos sevillanos, no encontraron nada. Decepcionados y desilusionados, los castellanos decidieron preparar su viaje de vuelta a León, comunicando a Almutamid su marcha.

Altar de plata.

Comienza la leyenda.

La leyenda cuenta que la última noche antes de su regreso, Alvito soñó con un hombre. Éste estaba vestido con una túnica blanca y mitra de obispo y afirmó ser San Isidoro de Sevilla. Le dijo a Alvito que le revelaría donde se encontraba su cuerpo, pero que no podría finalizar su misión ya que moriría en un plazo de tres días.

A la mañana siguiente, Alvito explicó a sus compañeros y al rey Fernando lo sucedido y fueron al lugar descrito en el sueño. En ese mismo lugar encontraron una losa y bajo ella un ataúd con el cuerpo incorrupto de San Isidoro. Mientras que se preparaba el cuerpo de San Isidoro para trasladarlo a León, la profecía se cumplió.El obispo Alvito falleció al tercer día.

Lo cierto es, que en lugar donde se encontró el cuerpo, se levantóel Monasterio de San Isidoro del Campo, en honor al famoso arzobispo.

 

http://www.sevillanisimo.es/leyendas-sevilla/cuerpo-san-isidoro-sevilla.html

http://leyendasdesevilla.blogspot.com.es/2011/01/hallazgo-del-cuerpo-incorrupto-de-san.html

http://www.sevillaen360.es/sevilla/curiosidades-y-leyendas-de-sevilla?start=50

 

IMÁGENES:

http://leyendasdesevilla.blogspot.com.es/2011/01/hallazgo-del-cuerpo-incorrupto-de-san.html

http://www.engranajesculturales.com/colaboradores/monasterio-san-isidoro-del-campo/