LA UNIVERSIDAD DE SEVILLA, ANTIGUA FÁBRICA DE TABACOS

  • 0

LA UNIVERSIDAD DE SEVILLA, ANTIGUA FÁBRICA DE TABACOS

Category : carmen , Historia , sevilla

LA UNIVERSIDAD DE SEVILLA, ANTIGUA FÁBRICA DE TABACOS

La actual Universidad de Sevilla tiene siglos de historia. El edificio fue construido por los Borbones durante el siglo XVIII y fue sede de la primera fábrica de tabacos establecida en Europa. Actualmente alberga la sede del rectorado y algunas  facultades.

El edificio es famoso por sus cigarreras, sin embargo al principio trabajaban únicamente hombres. Las mujeres se incorporaron a partir de la Guerra de la Independencia, en 1812. En sus comienzos, la producción principal fue el tabaco en polvo, que sólo Sevilla realizaba.

La fábrica cobró la importancia que la hizo conocida en todo mundo debido a la aparición del cigarrillo del papel y de las en el siglo XIX. Aunque los datos existentes arrojan cifras de 6.000 cigarreras en los años ochenta del siglo XIX, a finales del siglo, las maquinas hicieron que las cigarreras se redujeran y en 1940 sólo quedaban 1.100.

 

EL EDIFICIO

En el edificio se pueden distinguir dos zonas diferentes. La parte destinada a la parte de la fabricación ocupaba dos terceras partes del edificio. La zona comprendía el vestíbulo, los almacenes y las viviendas. El conjunto está rodeado por un foso. Esto se debe a que en el momento de la construcción se encontraba fuera de las murallas de la ciudad, por lo que servía como defensa.

Dentro del perímetro del edificio también se ubicaba la cárcel y una capilla.  Ésta fue construida a mitad del siglo XVIII. En su interior se puede ver el Cristo de la Buena Muerte, obra barroca de Juan de Mesa en 1620.

La fachada principal, de estilo barroco, tiene una estatua que representa a la fama. Esta Estatua tiene una famosa leyenda.  En algunas ocasiones, cuando las cigarreras pasaban bajo la estatua, ésta hacía sonar la trompeta que llevaba. Nadie sabía por qué la estatua hacía eso unas veces sí y otras no. La explicación surgió más tarde. Un bedel le contó a un visitante que la estatua, cuando  veía pasar una mujer virgen por la puerta, hacía sonar la trompeta de alegría.

 

 

IMÁGENES


Leave a Reply