Monthly Archives: octubre 2017

  • 0

EL ALTAR DE LA CATEDRAL DE SEVILLA

Category : Catedral , Historia , sevilla

El altar mayor de la Catedral de Sevilla está considerado el mayor retablo de la cristiandad. Fue diseñado por el escultor flamenco Pedro Dancart en 1482, quedando finalizado en 1564. Se compone de casi cuatrocientos metros cuadrados de superficie con unas dimensiones de 27,8 metros de altura, 20,10 de ancho y cinco de profundidad.

Se realizó con motivo de la boda de Carlos V e Isabel de Portugal, aunque finalmente estos se casaron en el Alcázar. En su construcción intervinieron figuras tan importantes como Pedro Millán, Roque Balduque, Juan Bautista Vázquez y Pedro de Heredia durante ochenta años. La obra completa muestra un conjunto de cuarenta y cuatro relieves y más de doscientas figuras de santos. En la época eran pocos lo que sabían leer por lo tanto se le denominó al Altar “Biblia Dorada”

En la parte más baja del retablo está ubicada la antigua talla de la Virgen de la Sede. Está datada en el siglo XIII y le da nombre al templo. Perteneció a la capilla privada de Alfonso X. La donación real y su veneración en el altar mayor fueron recogidas en una de las Cantigas del rey Sabio.

La capilla donde se encuentra el retablo se remonta a la primera mitad del siglo XVI. La costeó el arzobispo Diego de Deza. En los dos flancos laterales de la capilla hay dos rejas más del siglo XVI.

El cristo del Millón

En el techo, en el centro del mismo, se encuentra una piedad flanqueada por representaciones de los apóstoles. En la cúspide del retablo se encuentra un antiguo cristo crucificado del siglo XIV, conocido como Cristo del Millón. Se trata de una obra anónima del siglo XIV. Fue colocado en la primitiva cruz del templo cuando la antigua mezquita fue consagrada al culto cristiano. Recibe ese nombre ya que se considera que ése es el número de gracias concedidas a los muchos fieles que a Él se encomiendan.

 

 

 

IMÁGENES


  • 0

LA LEYENDA DE NO&DO  

 

NO8DO es el logotipo del Ayuntamiento de Sevilla. Está compuesto de la palabra NO, una madeja y la palabra DO, leyéndose el acrónimo como “no madeja do”. La reproducción más antigua del emblema se encuentra en la Sala de Plenos del Ayuntamiento y está fechada en 1533. Sin embargo las leyendas sobre su origen se remontan a tiempos de Alfonso X el sabio.

 

Alfonso X fue llamado el Sabio por su gran cultura, era muy culto e intelectual. Sin embargo durante su reinado tuvo que enfrentarse a diversos problemas, entre ellos el levantamiento de su hijo Sancho. Casi sin luchar, Sancho fue conquistando todo el reino y el Rey Sabio se refugió en Sevilla. La nobleza, el clero y el pueblo sevillano lo acogió rapídamente, apoyándolo y protegiéndole hasta su muerte.

El rey, aficionado a los jeroglíficos, le dio como agradecimiento a la ciudad un lema formado por las sílabas NO y DO con una madeja en medio. De esta manera, se puede leer no-madeja-do, frase con la que el rey quiso agradecer a los sevillanos su fidelidad.

 

Otras interpretaciones

Además de ésta leyenda existen otras teorías sobre el origen del criptograma. Dos de ellas tienen una base religiosa. La primera defiende que el emblema toma las sílabas iniciales de la expresión ‘Nomine Domini’, siendo la madeja un nexo entre ambas palabras. La segunda hace referencia a la ayuda divina de la Virgen María que recibió Fernando III al conquistar Sevilla y expulsar a los musulmanes.

La última interpretación vuelve a Alfonso X. Algunos estudiosos defienden que El NO&DO representaba la unión de los esfuerzos para que el rey Sabio se convirtiera en emperador  del Imperio Sacro Romano Germánico. De esta manera creó un emblema para simbolizar a todos aquellos que lo apoyaban. NODO  estaría relacionado con la idea de vínculo y el 8  con la imagen de unión y fortaleza.

Sea cual sea el origen del criptograma, muchos piensan que fue por la fidelidad de los sevillanos al rey Sabio. Alfonso XIII en un discurso con motivo de la Exposición Iberoamericana dijo:

“Al señor Alcalde de Sevilla, le ruego que en mi nombre dé las gracias a la ciudad por la cariñosa acogida que nos ha dispensado. Decid a los sevillanos que si un Rey Alfonso dio a Sevilla el galardón de que en su escudo pusiera la frase “No me ha dejado”, otro Rey Alfonso dice que él nunca dejará a los sevillanos”

 

IMÁGENES


  • 0

Category : Historia , leyenda , sevilla

Con motivo del 525 aniversario del descubrimiento de América que mejor manera que ilustrarnos con el sepulcro de quién fue su descubridor, Cristóbal Colón. Actualmente se sabe que los restos de Colón se encuentran en Sevilla. Sin embargo a lo largo de la historia han ido de un lugar a otro.

El 20 de mayo de 1506 fallece en Valladolid y sus restos son enterrados en esa ciudad. Tres años después se trasladan a la Cartuja de Sevilla debido al aprecio que tenía Colón a este lugar. Gracias a los escritos de Bartolomé de las Casas se sabe que los restos se trasladaron a Santo Domingo y después a La Habana. Con la pérdida de Cuba en 1898 se decidió traer los restos a España.

En el año 2006, se hizo un estudio de ADN contrastando los restos de Cristóbal con los de su hermano. Los resultados confirmaron que los restos que se encuentran en Sevilla son auténticos.

 

La simbología del sepulcro.

 

El panteón representa a cuatro heraldos simbolizando los reinos de la Corona española: Castilla, León, Aragón y Navarra. Éstos portan sobre sus hombros el féretro cubierto por el pendón de los Reyes Católicos. El heraldo que representa a Castilla lleva un remo marcado con un animal marino, símbolo de los viajes que ésta corona respaldó. León porta una lanza que atraviesa la media luna de la religión musulmana como triunfo de la Fe cristiana. Remata pinchando la fruta de la granada que simboliza la conquista de Granada.

El féretro fue realizado por Arturo Mélida en 1891. España está representada por los cuatro heraldos y América por un basamento de estilo azteca. El pedestal tiene la siguiente inscripción: “Cuando la isla de Cuba se emancipó de la Madre España, Sevilla obtuvo el depósito de los restos de Colón, y su ayuntamiento erigió este pedestal”.

El Mausoleo está situado junto a la Capilla de la Antigua, muy ligada a Colón. En esa capilla rezaba antes de partir a sus largos viajes. De hecho, llamó “Antigua” a la primera isla avistada en uno de sus viajes.

IMÁGENES