Monthly Archives: Julio 2017

  • 0

EL ARENAL, UN BARRIO CON HISTORIA

 

El barrio del Arenal está situado en el oeste de la ciudad y nació con la invasión de los vikingos en el siglo IX. Éstos llegaron a Sevilla en el año 844 y la saquearon. Los musulmanes de época Abderramán II decidieron que había que amurallar la ciudad para evitar nuevas invasiones. De esta manera quedó una franja de tierra junto al río donde irá creciendo con el tiempo un nuevo mundo dispar y marinero.

En el siglo XIII se levantaron en este lugar la Torre del Oro y la Torre de la Plata. Esto se hizo para evitar posibles invasiones desde el Guadalquivir. Tras la reconquista de Sevilla por Fernando III el Santo, se creó en esta zona, la principal actividad de la futura Sevilla: la construcción de barcos y el tráfico de mercancías. Su hijo Alfonso X el Sabio levantó en este lugar las Atarazanas.

 

Sevilla, Puerto de Indias

 Tras el descubrimiento de América Sevilla se le concedió el monopolio del comercio americano. De esta manera, al Arenal fueron a parar los galeotes, pícaros y buscavidas. El Arenal pasó a ser con el tiempo una zona relevante en la ciudad de Sevilla. Por aquí pasaban todas las novedades traídas de América y de aquí partirán el gran número de personas que construyeron el Nuevo Mundo.

En ese lugar se encontraba la Mancebía más famosa de la ciudad, el Compás de la Laguna. También se ubicaba aquí “el Monte del Malbaratillo”, una gran montaña de basuras arrojadas por los vecinos desde tiempos remotos. Miguel de Cervantes, en su novela «Rinconete y Cortadillo», relata que estos dos pícaros nada más llegar a Sevilla vendieron en este lugar unas prendas robadas, por las que obtuvieron 20 reales.

En el siglo XVIII, ya en tiempos de Carlos III, se construirá sobre las antiguas Atarazanas la Maestranza de Artillería, así como la nueva Casa de la Moneda. Con el paso del tiempo el puerto de Sevilla fue perdiendo importancia. En el siglo XIX desapareció la muralla y se urbanizó el Paseo Colón gracias a Pastor y Landero.

BIBLIOGRAFÍA

IMÁGENES


  • 0

SUSONA, REALIDAD Y LEYENDA

SUSONA, REALIDAD Y LEYENDA

En el barrio de Santa Cruz existen numerosas leyendas. Una de ellas es la leyenda de Susona. Su nombre completo era Susana Ben Susón y fue una judía de Sevilla del siglo XV. En esa época convivían en la Península Ibérica tres religiones: la cristiana, musulmana y la judía. En un principio, los judíos en Sevilla se concentraron en el lado oeste, donde hoy está la iglesia de la Magdalena y San Lorenzo. Sin embargo posteriormente pasaron al barrio de Santa Cruz y San Bartolomé.

No obstante fue un grupo perseguido e incluso se produjo una matanza en la judería en 1391.En 1481, años antes de la conquista de Granada por los Reyes Católicos, un grupo de judíos de Sevilla tramaron una conspiración para desestabilizar el Estado. Estaban cansados de las persecuciones, tanto por motivos religiosos, como por motivos económicos. Uno de sus cabecillas era el padre de Susona, Diego Susón, banquero y judeoconverso.

Susona era conocida en Sevilla como “la fermosa hembra” y siempre tenía sus numerosos pretendientes. Sin embargo, en secreto, era pareja de un caballero cristiano. Por miedo a que resultara herido, una noche Susona le contó a su amado la conspiración que se estaba tramando. Nunca podía imaginar las graves consecuencias que esto conllevaría.

 

La verdad se descubre

El joven cristiano corría a contarle la noticia al asistente mayor de la ciudad de Sevilla, Diego de Merlo. Días después éste acabó con la rebelión, haciendo presos a los cabecillas y ahorcándolos en Tablada. Tras descubrirse todo Susona fue repudiada tanto por los cristianos como por su propia comunidad, por haberlos traicionado. Arrepentida acudió a la Catedral pidiendo confesión y bautismo y poco después ingresó en un convento de clausura.

Tras su muerte, al abrir su testamento se pudo leer: “Y para que sirva de ejemplo a los jóvenes en testimonio de mi desdicha, mando que cuando haya muerto separen mi cabeza de mi cuerpo y la pongan sujeta en un clavo sobre la puerta de mi casa, y que de allí para siempre jamás”.

Durante más de un siglo permaneció la cabeza en dicho lugar  para recordar a la gente su traición. Hacia el 1600 fue sustituida por un candil y en el siglo XIX se colocó el azulejo que encontramos actualmente. En dicho azulejo se puede leer:

“En estos lugares, antigua calle de la Muerte púsose la cabeza de la hermosa Susona Ben Suzón, quien por amor a su padre traicionó y por ello atormentada dispúsolo en testamento”.

IMÁGENES


  • 0

LA VELÁ DE SANTIAGO Y SANTA ANA

Estos días se celebra en Triana una de sus fiestas más características: La Velá de Santa Ana.

Su origen parece tener lugar a finales del siglo XIII. En ese siglo era común hacer romerías en torno a importantes iglesias y velarlas durante toda la noche. Esto ocurría en la Real Parroquia de Santa Ana. La velada surgió con un carácter festivo, para poder celebrar la festividad, en este caso de Santa Ana y Santiago.

La velá de Triana une la religiosidad y la popularidad. Se inicia con el Pregón en el antiguo Hotel Triana. El Puente se ilumina para la ocasión y la calle Betis se llena de casetas efímeras durante toda la semana. En la Plaza del Altozano, hay actuaciones todas las noches.

Pero la religiosidad también es importante, sobre todo el día 25, día de Santiago y 26 de julio, el de Santa Ana. Durante ese día se produce el besamanos de la Virgen, hay ofrendas florares y una misa de honor. Esa noche se da por finalizada, después de una semana, la Velá.

La cucaña

Esta actividad tiene gran fama durante la velá. Su origen se encuentra en Italia, concretamente en el reino de Nápoles en los siglos XVI y XVII. En las fiestas de este reino, se colocaba un gran volcán artificial imitando al Vesubio. En lo alto se ponían diversos manjares y las personas competían por ellos. El objetivo era llegar a la cima antes que los demás.

Con el tiempo, el volcán artificial fue sustituido por un mástil horizontal colocado en un barco. De esta manera había que caminar sobre él sin caer al agua. Actualmente, al final del mástil encontramos una bandera y no la suculenta comida de antaño.

Sin embargo, la cucaña llegó a Triana de manera distinta. En noviembre de 1852, nació en el Palacio de San Telmo la Infanta María Cristina de Orleáns. El nacimiento de la hija de los Duques de Montpensier, hizo que se celebraran numerosas fiestas. En una de ellas, apareció una cucaña en el río, frente al Palacio de San Telmo. Por lo tanto la Cucaña en Sevilla fue motivada por el nacimiento de la Infanta y no por la Velá en sí. Años más tarde, se extendió su uso hasta convertirse en una importante actividad de la Velá de Santa Ana.

http://trianaaldia.com/el-origen-de-la-cucana-trianera-en-italia/
http://www.eldiariodetriana.es/blog/origen-de-la-cucana/
http://www.sevillainfo.com/sevilla/fiestas/vela_santa_ana.php
http://www.cuandopasa.com/index.php?v=v89104e

IMÁGENES
http://trianaaldia.com/primera-cucana-vela-2014/
http://www.salporsevilla.es/sal-por-sevilla/vela-de-santa-ana-entre-sevilla-y-triana/
Triana se viste de gala para celebrar la “Vela de Santa Ana”

 


  • 0

Las Cavas de Triana

 

Antiguamente Triana tenía dos zonas diferenciadas en la calle Pagés del Corro: la cava de los civiles y la cava de los gitanos. La separación de éstas se encontraba en San Jacinto.

La de los Civiles se llamaba así por ubicarse en esa zona de Pagés del Corro un cuartel de la Guardia Civil. Ocupaba la plaza de Chapina, la calle Magallanes, Pinzón, Alvarado y la zona del Zurraque. Ésta era la zona más industrial del barrio. Estaba repleta de talleres de alfarería y herrería.

La Cava de los Gitanos, se localizaba en la zona de la calle Betis, Pureza, Pelay Correa… siendo la Plaza de Santa Ana el lugar clave. Mientras que la de los civiles fue la cuna de la alfarería, la de los gitanos lo fue del flamenco.

En 1893 se unificaron ambos tramos y se le denominó Pagés del Corro. Esto se hizo para agradecer el Teniente de Alcalde del Ayuntamiento, Francisco Pagés del Corro, las diferentes obras urbanas e higiénicas que realizó en Triana.

¿De dónde viene el nombre?

 El nombre de Cava venía de un foso que protegía al barrio de los desbordamientos del Guadalquivir. Sin embargo existe una leyenda que explica el origen de éste nombre.

 La leyenda dice que el conde visigodo Don Julián tenía una hija llamada Florinda. En el año 710 Don Julián envió a Florinda para educarla y para casarla con un príncipe visigodo. Florinda era de gran belleza y pronto llamó la atención del duque Rodrigo, duque de la Bética, el cuál estaba casado con Egilona.

Un día, Don Rodrigo vio a Florinda mientras que ésta se bañaba en el río y se enamoró de ella. A pesar de la insistencia de Don Rodrigo, Florinda le respondía con evasivas ya que no estaba interesada en él. Como Florinda no respondía de la manera que Don Rodrigo quería, una noche de primavera éste la violó.

Cuando Don Julián se enteró, dejó de ser fiel a Don Rodrigo. Pronto le dió muerte a él y a toda su familia incluido el hijo que había tenido con su hija. Desde ese día, Florinda será conocida como la Cava, que en árabe significa prostituta fina. El Palacio de Florinda se encontraba en la zona de la iglesia de San Jacinto. Desde ese momento comenzó a llamarse el Palacio de la Cava, quedando identid¡ficados para la posteridad ese nombre y la zona.

 

 

IMÁGENES


  • 0

El Palacio de San Telmo

El Palacio de San Telmo

 A extramuros de Sevilla encontramos uno de los palacios más famosos de la ciudad. Se trata del Palacio de San Telmo, edificio barroco construido para ser la sede de un colegio de marineros. Se llama San Telmo ya que éste es el patrón de los navegantes.

En un principio, la universidad de Mareantes se encontraba en Triana, concretamente en la calle Pureza. En los documentos aparece desde el siglo XVI como “Hospital, Iglesia y Cofradía de Mareantes” de Sevilla. Era una corporación que reunía a los hombres de la mar y acogía y daba formación a marineros huérfanos. Sin embargo en 1704 se trasladó a un espacio mayor. La construcción del palacio de San Telmo se inició el 10 de marzo de 1682, sobre unos terrenos propiedad del Tribunal de la Inquisición.

Cuando se suprimió la Universidad de Mareantes en 1793, el palacio pasó a ser Colegio Naval Militar, siendo uno de sus estudiantes Gustavo Adolfo Becquer. Posteriormente fue sede de la oficina de la Sociedad del Ferrocarril y del Colegio Real de Humanidades. Finalmente, en 1849 los duques de Montpensier compraron el palacio y fijaron allí su residencia.

Cuando la duquesa quedó viuda, donó los Jardines de Maria Luisa a la ciudad. Tras su muerte el palacio fue donado al Arzobispado de Sevilla. Con el paso de los años adquirió otras funciones, hasta convertirse, hoy en día, en la sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía.

Los doce sevillanos ilustres

 No podemos olvidar la Galería de los doce sevillanos ilustres. Estas figuras fueron talladas por Antonio Susillo por encargo del duque de Montpensier. Éstos son: Martínez Montañés, Ponce de León, Velázquez, Miguel Mañara, Lope de Rueda, Ortiz de Zúñiga, Fernando de Herrera, Luis Daoíz, Arias Montano, Murillo, Afán de Ribera y Bartolomé de las Casas. Sin embargo no todos ellos nacieron en Sevilla. Hay tres que son sevillanos de adopción: Arias Montano, Ponce de León y Martínez Montañés.

Como curiosidad, existe un pequeño error histórico. Cuando se realizaron las figuras, la talla del Gran Poder era atribuida a Martínez Montañez y no a Juan de Mesa. Susillo por lo tanto incluyó el busto del Señor de Sevilla en la estatua del primero. Poco después salió a luz que el Gran Poder era de Juan de Mesa pero en San Telmo se siguió manteniendo este error histórico.

http://sevilla.abc.es/sevilla/sevi-palacio-san-telmo-antes-existiera-junta-andalucia-201605112309_noticia.html

http://www.cosasdesevilla.es/el-palacio-de-san-telmo-en-sevilla/

http://leyendasdesevilla.blogspot.com.es/2011/08/el-palacio-de-san-telmo.html

IMÁGENES

https://enroquedeciencia.blogspot.com.es/2012/04/universidad-de-mareantes-el-tiempo-pasa.html

https://elpalaciodeazahar.wordpress.com/tag/monumentos-2/

http://edificiosdesevilla.blogspot.com.es/2012/01/palacio-de-san-telmo.html