Monthly Archives: abril 2017

  • 0

Los naranjos de Sevilla

Cuenta la leyenda que Hércules fue el fundador mitológico de la ciudad de Sevilla. El nacimiento de la naranja sevillana tuvo que ver con las doce tareas que le mandó Euristeo. La número once consistió en conseguir la manzana de oro de la inmortalidad, identificada con la naranja. Para ello tuvo tuvo que viajar al Norte de África, al jardín de las Hespérides.  Pero antes de afrontar la última misión, Hércules descansó en Sevilla, fundando la ciudad y trayendo el preciado fruto.

Pero la realidad es que el origen del árbol del naranjo es chino.  La historia nos cuenta que la variedad de la naranja amarga sevillana la introdujeron en Europa los marinos genoveses en el siglo X. Sin embargo, su establecimiento definitivo se debió a los musulmanes, quienes lo usaron en los patios de Al-Ándalus. Su rápida expansión pudo deberse a que la tradición aseguraba la felicidad de su dueño. Actualmente Sevilla es la ciudad del mundo con más naranjos. Hay contabilizados más de 40000.

Por otra parte, no hay que olvidar la flor del naranjo, el azahar. Es uno de los componentes más utilizados en perfumería y en época árabe hizo de Sevilla un centro mundial del perfume. Como curiosidad deciros que el nombre indio de la Naranja de Sevilla es Naranyan, que significa “perfume interior”.

La naranja sevillana y la gastronomía

Respecto a su uso, se utiliza para la elaboración de licores, como el Curaçao o el vino de naranja. Esto es debido a que el fruto es demasiado amargo. También se emplea en la elaboración de cremas, masas y chocolates.

Pero por encima de todo, las naranjas en Sevilla están relacionadas con la mermelada británica. Parece que el Duque de Wellington durante la Guerra de la Independencia pasó por Sevilla y se entusiasmó con el aroma de la naranja sevillana. Hoy en día el mayor consumidor de naranja amarga sevillana es el Reino Unido. La “Seville Orange Marmelade” es un indispensable del desayuno inglés. Está elaborada a partir de las naranjas de Sevilla y, según cuentan, es la favorita de la Casa Real.

Bibliografía:

Fotografias:


  • 0

La leyenda del Cachorro

Cuenta la historia que en el barrio de Triana, en el siglo XVI se encontró la talla de una virgen en el fondo de un pozo. Seguramente la escondieron los cristianos en la invasión árabe. El vecindario vio este hallazgo como algo divino y construyeron una pequeña capilla para rendir culto a la imagen. Se fundó por lo tanto una hermandad para honrar y adorar a la Virgen hallada.


Cien años después, con Felipe IV, se constituyó la Hermandad de Nuestra Señora del Patrocinio. Esta hermandad y la anterior se fusionaron en 1689 apareciendo la Hermandad del Cristo de la Expiración y la Virgen del Patrocinio.

Cuando se aprobaron las reglas de la hermandad se decidió dotarla de unas imágenes titulares. El encargo de la talla de ‘El Cristo de la Expiración’ se realizó a Francisco Antonio Ruiz Gijón. Este imaginero era considerado el mejor de la ciudad.

En esa época la Cava de Triana era hogar de los gitanos. Cuenta la leyenda que en la orilla del río de Triana vivía un joven gitano apodado “el Cachorro”. Era un joven apuesto, muy conocido por su habilidad para tocar la guitarra y sus facultades para el cante. Cuando participaba en las fiestas gitanas siempre se mantenía apartado del jolgorio general. No se le habían conocido amores, pero muchas de las gitanas de La Cava suspiraban por él.

Pero había días que El Cachorro desaparecía y los vecinos chismorreaban que iba a la otra orilla del río por un romance con una señorita de buena familia. Un día apareció en la Cava un hidalgo ricamente vestido que preguntaba por él pero nadie le dijo donde vivía. Desde aquel día se le vio merodear por el barrio, como un cazador en su puesto de acecho.

Mientras tanto, Ruiz Gijón estaba inmerso en su trabajo. Durante meses realizó cientos de bocetos pero ninguno llegaba a satisfacerle. Se centró únicamente en esta talla, hasta olvidó comer, ya que estaba obsesionado con encontrar la perfección del último aliento. Un día, enfermo y delirando despertó y salió a la fría noche.

 

Cuando se encontraba en el Altozano escuchó los gritos desgarradores de unas mujeres a lo lejos.Muchos vecinos acudieron al lugar. En el suelo había tendido un hombre retorciéndose de dolor en los últimos espasmos de agonía. Aquel hombre era el apuesto Cachorro, que había cumplido su cita con el destino. El gitano estaba en sus últimos suspiros y Ruiz Gijón dibujó aquella muerte lenta y dolorosa que ante sus ojos se desarrollaba. Poco después, trasladó a la madera el boceto de esa noche, consiguiendo la expresión de agonía que tanto buscaba.

En 1682 salió por primera vez la nueva imagen de la Hermandad del Patrocinio en Semana Santa. Muchos de los vecinos de Triana se quedaron asombrados pues aquel Cristo de la Expiración era el joven Cachorro. Pero la leyenda se completó con la investigación posterior. El Cachorro visitaba a una mujer, pero en realidad era su propia hermana bastarda. El gitano, al mantener el secreto para protegerla dado su origen, fue acusado de falsas intenciones.

 

Bibliografía:

 

http://leyendasdesevilla.blogspot.com.es/2011/01/leyenda-del-cristo-de-cachorro.html

http://trianaaldia.com/y-se-hizo-dios-la-leyenda-de-el-cachorro/

http://www.hermandaddelcachorro.org/index.php?option=com_content&view=article&id=127&Itemid=1473

http://ignatiusweb.es.tl/Leyenda-del-Cristo-de-Cachorro.htm

 

Imágenes:

http://www.hermandaddelcachorro.org/index.php?option=com_content&view=article&id=127&Itemid=1473


  • 0

El Cine Fantasio

Cine Fantasio de Triana, una caída acelerada

Situado en la calle Pagés del Corro del barrio de Triana, cerca de la intersección con San Jacinto, gozó de mucha popularidad entre finales de los ochenta y principios de los noventa porque sus precios eran asequibles y apenas tenía competencia en ese lado del río.

Pero también era conocido por el halo tétrico que le rodeaba. Eran numerosas las leyendas de terror que circulaban en torno a sus proyecciones. Y no precisamente por el encantamiento de sus butacas o pantallas, sino por los ruidos que procedían del mugriento edificio de viviendas que estaba justo sobre él.

Algunos clientes juraron haber oído alaridos, pisadas y golpes secos, mientras que otros describieron espectros y luces cegadoras.

El volumen de rumores fue creciendo de una manera tan abrumadora que el investigador García Bautista sintió la necesidad de estudiar aquellos sucesos paranormales. Pero su conclusión fue clara y concisa: allí no había nada extraño.

¿Qué pasó?

Con el tiempo se descubrió que el origen de los fenómenos del Fantasio tenía una base estrictamente racional, trivial y mundana. Todo se debió a una promesa incumplida por parte del propietario del cine, que quedó en regalarle al dueño de un bar cercano uno de los pisos del edificio cuando concluyera las obras de remodelación. Pero faltó a su palabra.

Así, resentido por el engaño, el dueño del bar se propuso sabotear la venta del inmueble. Comenzó a propagar todo tipo de invenciones sobre lo que ocurría unos metros más arriba del Fantasio.

Durante un tiempo surtieron efecto. Nadie quería  pasar por las inmediaciones. Con el tiempo todo quedó en agua de borrajas.

El cine cerró definitivamente en 1995 y las o personas que viven en la planta superior lo hacen con normalidad. El fantasma, si es que alguna vez existió, se fue para no volver jamás.

 

Fuentes fotos

http://sevillasigloxx.blogspot.com.es/2014_11_01_archive.html

https://sevillamisteriosyleyendas.blogspot.com.es/2010_03_01_archive.html

Si te ha gustado síguenos en [powr-social-media-icons id=30840a70_1491050472344]

free tour Triana “historia y leyenda”

[powr-social-media-icons id=f5483ab5_1491056443415]